El Juzgado de Ceuta «archivará» la causa si la investigación concluye que los inmigrantes murieron en Marruecos

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta que investiga las circunstancias de la muerte de los cinco inmigrantes cuyos cadáveres llegaron a aguas o playas españolas tras la tragedia del pasado 6 de febrero, cuando 15 personas perdieron la vida intentando entrar en grupo en la ciudad autónoma, "archivará"la causa por falta de jurisdicción si las diligencias concluyen que, tal y como no ha dejado de asegurar el Gobierno español, los indocumentados fallecieron en zona de jurisdicción marroquí.

Según han advertido fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) a Europa Press, tal extremo no es, de momento, más que "una hipótesis", aunque es la única que han barajado oficialmente las instituciones. El delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González Pérez, lamentó por última vez el sábado haber tenido que "repetir 71 veces"que los sucesos con resultado de muerte se produjeron "fuera de España".

Idéntica apreciación hizo el pasado 12 de febrero junto al director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa. "Hay que decirlo 70 veces", dijo entonces. Al día siguiente, en la comparecencia del ministro del Interior en el Congreso de los Diputados, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Conrado Escobar, dio por hecho también que "los fallecidos lo fueron, desgraciadamente porque siempre que hay una muerte hay que lamentarlo, en aguas marroquíes".

El propio Jorge Fernández Díaz incidió el 5 de marzo durante su visita a la ciudad autónoma en que todas las víctimas mortales habían fallecido en aguas marroquíes, lo que le sirvió para eludir hacer cualquier comentario sobre el procedimiento de rescate de los cadáveres utilizado.

El 'Informe Incidentes Frontera Ceuta 06/02/2014', fechado por la Guardia Civil en Ceuta el día 8, refiere que "no consta que en territorio español se produjese lesionado ni víctima alguna, consecuencia lógica de no haberse dirigido la acción antidisturbios directamente sobre los inmigrantes".

En la denuncia presentada el día 10 de febrero ante la Fiscalía General del Estado por varias oenegés se señala, sin embargo, citando a "testigos"presenciales, que "muchos de los muertos lo fueron en el lado español"y que "la Guardia Civil que estaba en los barcos empujaba los cuerpos al lado marroquí".

El Juzgado de Instrucción número 6 ya tiene en su poder los protocolos que sobre el uso de material antidisturbios y sobre el mecanismo de rechazo o devolución de inmigrantes a Marruecos utiliza la Guardia Civil. Igualmente, este lunes ha recibido las comunicaciones internas de la Benemérita durante la mañana de la tragedia.

No ha recibido respuesta todavía a la Comisión Rogatoria presentada al Reino alauita para saber si al otro lado de la frontera hay o no alguna investigación judicial abierta por los mismos hechos y para tener acceso, en su caso, a las autopsias de los restos de los 10 inmigrantes recuperados en Marruecos.

La juez sólo ha visto hasta ahora los informes forenses preliminares de los cinco cuerpos sin vida localizados en Ceuta, que apuntan "en todos los casos"a asfixias por ahogamiento sin signos de violencia, y sigue a la espera tanto de los dictámenes definitivos como del análisis extra solicitado al Instituto de Toxicología de Sevilla sobre las lesiones que presentaba un cadáver para saber si las sufrió antes o después de la muerte y cuál fue su origen.