El menú especial de Puigdemont en la cárcel por Semana Santa

Entre otras comidas, el expresident de la Generalitat tomará ragú de ternera y arroz con leche

Entre otras comidas, el expresident de la Generalitat tomará ragú de ternera y arroz con leche

El expresident de la Generalitat Carles Puigdemont tendrá un menú especial de Semana Santa en la prisión de Neumünster, en el norte de Alemania, en la que permanece recluido tras su detención el pasado domingo. Entre otras comidas, Puigdemont tomará ragú de ternera y arroz con leche, en un menú que las autoridades alemanas insisten que está formado por "comida normal".

Fuentes del Ministerio de Justicia de Kiel han informado a la agencia DPA, que el expresident comerá el viernes filete de solla, un pescado típico del Mar Báltico, con mostaza de Dijon y patatas. Para el sábado está previsto que los reclusos tengan de postre arroz con leche con azúcar y canela.

El domingo disfrutará de un filete de carne picada a la pimienta con judías y patatas, y para el lunes de Pascua el plato estrella será un ragú de carne de ternera con verduras y pasta.

La directora de la cárcel de Neumünster, Yvonne Radetzki explicó en una entrevista por escrito con Efe que el político se ha integrado "sin problemas"en el centro por "su forma de ser tranquila y agradable".

"Tiene buena salud y participa en la rutina diaria del centro. No quiere ningún estatus especial, sino ser tratado con total normalidad", apuntó.

La prisión ha registrado una actividad inusual en los últimos días -con decenas de periodistas y grupos de manifestantes a sus puertas-, pero la situación está bajo control, aseguró Radetzki.

Entre los cambios más evidentes destaca el volumen de correspondencia diaria que recibe la prisión, explicó a Efe la cartera que acude a diario en bicicleta a traer las cartas para los presos.

"Hay tantas que yo no podía traerlas. (Funcionarios de prisiones) van directamente a la oficina de Correos a recogerlas cada día", indicó.

El líder independentista fue interceptado el domingo en el norte de Alemania, pocos kilómetros después de ingresar desde Dinamarca al estado germano de Schleswig-Holstein. La policía alemana dio así respuesta a una orden de captura europea activada por el Tribunal Supremo español dos días antes.

Desde entonces se encuentra recluido de manera preventiva en la prisión de Neumünster, en el norte del país. Las autoridades alemanas analizan actualmente la orden de extradición, aunque la decisión no se espera como pronto hasta la semana que viene.

EP/DPA