El nuevo juez de la Púnica tiene más de medio centenar de citaciones pendientes

Velasco pensaba llamar para noviembre a una nueva tanda de imputados, pero no le dio tiempo

Foto del juez Manuel García Castellón
Foto del juez Manuel García Castellón

Velasco pensaba llamar para noviembre a una nueva tanda de imputados, pero no le dio tiempo.

El magistrado Manuel García Castellón no tendrá tiempo de aburrirse una vez tome posesión del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, previsiblemente a finales de mes, para ocupar la vacante que ha dejado el juez Eloy Velasco, desde ayer magistrado de la nueva Sala de Apelación del citado tribunal. No sólo tendrá que preparar los interrogatorios de 51 investigados en el «caso Lezo», entre ellos el ex presidente de OHL Juan Miguel Villar Mir, citados a declarar el pasado mayo por Velasco, a partir del próximo 12 de septiembre, en una de sus últimas decisiones antes de abandonar su juzgado. Además, según confirmaron fuentes jurídicas, deberá acordar las citaciones de más de medio centenar de investigados en el «caso Púnica». Tras recibir los últimos informes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Velasco tenía previsto fijar esas comparecencias para el próximo mes de noviembre –una vez practicados los interrogatorios ya señalados en «Lezo»–, pero finalmente no le dio tiempo y esas citaciones quedaron sobre la mesa.

Si no señalan esas comparecencias la magistrada Carmen Lamela (que a día de hoy se está haciendo cargo, de forma provisional, del Juzgado de Instrucción número 6) o los jueces de guardia que cada semana asuman esa tarea hasta la incorporación de García Castellón, será éste quien tenga que tomar esa decisión nada más reincorporarse a la Audiencia Nacional tras 17 años en el extranjero como juez de enlace, primero en Francia y luego en Italia.

Según esas mismas fuentes, esas nuevas citaciones de imputados en el «caso Púnica» afectan «a casi todas las piezas», 14 en total, en las que dividió la causa el propio Velasco, menos a las tres en las que ya se ha cerrado la investigación: las que hacen referencia a las tramas murciana y leonesa de «Púnica» y al chivatazo de un guardia civil que alertó al ex consejero de la Comunidad de Madrid Francisco Granados de que su amigo David Marjaliza, supuesto cerebro de la red corrupta, estaba siendo investigado, lo que el ex secretario del PP de Madrid trasladó al empresario.

Además, García Castellón ha de señalar de nuevo la declaración del empresario Daniel Mercado, prevista para el pasado 29 de mayo, y otra docena de interrogatorios fijados para el próximo mes de julio que Velasco suspendió horas antes de dejar su puesto ante la situación de interinidad del juzgado. Todas ellas en el marco de la pieza separada en la que el magistrado estaba investigando la supuesta financiación irregular del PP de Madrid.

Otra de las cuestiones sobre las que tendrá que pronunciarse el hasta ahora magistrado de enlace en Italia es sobre la petición de Granados de que se rebaje la fianza de 400.000 euros que le impuso Velasco para salir de prisión dos años y medio después. La defensa del ex consejero de Esperanza Aguirre pidió al magistrado en un primer momento que fijara esa fianza en 120.000 euros y, posteriormente, que pudiera avalar el resto con propiedades de su familia, una opción, esta última, a la que no se opone la Fiscalía Anticorrupción. Pero la decisión final deberá adoptarla el instructor de la causa.