El «número dos» de Interior denuncia su «linchamiento político»

Nieto rechaza que «se quiera construir un relato con fragmentos de un sumario supuestamente secreto». El PSOE pide la inmediata dimisión de Nieto por su «compadreo» con la corrupción y le espeta: «¿Qué se ha creído usted?»

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, momentos antes de su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso
El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, momentos antes de su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha acudido hoy al Congreso a "disipar la polvareda"que ha impedido ver la verdad de su reunión con Pablo González, y ha lamentado que detrás de esta polémica se esconda el deseo de un "linchamiento político".

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto comparece, a petición propia, en comisión de investigación para dar cuenta de la reunión que mantuvo en su despacho el 8 de marzo con Pablo González, directivo de Mercasa y hermano del ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ambos en prisión en el marco de la “operación Lezo”. Nieto aseguró que aún no sabe de qué se le acusa y lamentó el "linchamiento político"que se esconde tras "la polvareda". “¿De qué se me acusa?, ¿De no pedir la ficha policial de las personas a quien recibo?, ¿De no inmiscuirme en la investigación de la UCO? ¿De ser de provincias, de Córdoba? , se preguntó. El secretario de estado de seguridad criticó que "se quiera construir un relato con fragmentos de un sumario supuestamente secreto". Según el número dos de Interior, ese "supuesto sumario supuestamente secreto"se ha "manoseado y tergiversado"para dar a entender que medió desde el Ministerio del Interior en una investigación que, ha dicho, desconocía hasta que estalló el 19 de abril con las primeras detenciones de la “operación Lezo”'. Insistió que “si nada conocía de la operación Lezo ni de ninguna ¿Qué le iba a contar yo? Asimismo, indicó que "habría hecho lo mismo con la información que tenía entonces"y "si pudiera dar marcha atrás actuaría igual y preferiría pasar este calvario", dijo.

La verdad para él, ha dicho, es que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, los fiscales y los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil actuaron con "libertad"e "independencia"a partir de una denuncia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. "Jamás hubo injerencias", y pidió que se espere la decisión del juez instructor antes de seguir lanzando acusaciones "supuestamente de un sumario supuestamente secreto". "No somos bestias salvajes, no nos tratemos como si lo fuéramos", pidió a la oposición.

Nieto reiteró que su reunión fue “protocolaria”, que duró apenas diez minutos, y que Pablo González le trasladó que quería volver a reunirse más adelante con más tiempo en un futuro. Destacó que Pablo González solo le trasladó un saludo y hablaron sobre algunos proyectos de seguridad de Mercasa.

El diputado del PSOE, Antonio Trevín pidió directamente la dimisión “inmediata” del secretario de estado “por su compadreo con la corrupción”. Con un tono incisivo abroncó a Nieto y le preguntó ¿”qué se cree usted?” “¿cómo se atreve a abroncarnos?”

Trevín se lo ha pedido durante la comparecencia de Nieto en esa comisión para explicar la reunión que el 8 de marzo mantuvo en su despacho con Pablo González, encarcelado hace unos días junto con su hermano Ignacio, expresidente de la Comunidad de Madrid, por la operación Lezo. Trevín le recordó que el equipo anterior del Ministerio del Interior "hizo todo lo posible"por salvar a Ignacio González, como ocurrió cuando se apartó a quienes le investigaban por el caso de su ático en Marbella. Trevín subrayó la dimisión de Nieto es el "precio que debe pagar"para que los españoles puedan confiar en quienes dirigen su seguridad y su libertad.

Desde Ciudadanos, Miguel Angel Gutierréz le preguntó de qué seguridad pública hablaba con Pablo González si la seguridad de los centros de Mercasa es privada. “No nos convence nada de lo que ha contado” y subrayó que la formación naranja pide “responsabilidades políticas no judiciales”. Guitierrez indicó que no se iba a fiar de lo que diga y consideró que “en las responsabilidades políticas no hay inocencia previa ni inmunidad” como en la justicia, dijo. “Estamos cansados de ver enfangadas a las administraciones”. “O se regeneran o le regeneraremos, y si no, desaparecerán como partido”, dijo el diputado de Cs. La formación naranja no pidió la dimisión ni el cese de Nieto porque consideró que esa es una decisión que tiene que tomar el Ministro del Interior y él mismo.

Desde Podemos, Rafael Mayoral reprochó a Nieto que sí tenga tiempo para reunirse con Pablo González y no con la asociación mayoritaria de guardias civiles a quienes les derivó bien al director general de la Guardia Civil o bien al Consejo del Instituto Armado. La formación morada prefirió dedicar su intervención para hablar sobre lo que denominó “la persecución de la disidencia política” y otras comisiones de investigación que dijo que parece que todo “forma parte de la misma trama”. No pidió la dimisión de Nieto pero consideró que “es el momento en el que se vaya su gobierno en pleno” ante “una situación de emergencia”.

Por su parte, el diputado de ERC, Gabriel Rufían le preguntó si grabó su breve encuentro con Pablo González y que si fue así ¿nos lo podría dar” y le advirtió de que seguro que González sí que la habría grabado. Y le preguntó “¿cree que la gente es boba”?