MENÚ
lunes 14 octubre 2019
00:34
Actualizado

Casado acusa al Gobierno de emplear los recursos públicos para hacer campaña

El PP considera que "se están cruzando líneas que nunca antes se habían cruzado en democracia"

  • Pablo Casado
    Pablo Casado

Tiempo de lectura 4 min.

21 de septiembre de 2019. 16:01h

Comentada
larazon.es 21/9/2019

El líder nacional del Partido Popular, Pablo Casado, señaló este sábado que "no es serio ni admisible" que el Gobierno en funciones "parezca que sí quiere dar la entrega a cuenta de algunos millones de euros a las comunidades autónomas", lo que calificó como "un paso más en la instrumentalización de las instituciones y los recursos públicos para las campañas" electorales.

Así lo indicó durante su visita a la ciudad de Logroño con motivo de las fiestas patronales en honor a San Mateo, después de que el diario 'El País' publicase que Hacienda desbloqueará en 10 días 4.500 millones para las autonomías.

Casado comentó que está de acuerdo en que se entregue ese dinero, pero criticó que "lo que hasta hace cuatro días era imposible y hasta había un informe de la Abogacía del Estado que lo hacía imposible, porque ahora haya elecciones" sea posible. "Que el Gobierno diga que puede comprar voluntades electorales con el dinero que habían pagado ya los contribuyentes de esas autonomías, es un paso más de la instrumentalización de las instituciones y los recursos públicos para las campañas", aseveró.

En este sentido, el líder del PP apuntó que el PSOE se ha hecho ya con el CIS, con la televisión pública, con los reales decretos y "amenaza con hacerlo con las pensiones". Ahora, añadió, "se hace con la entrega a cuenta de las comunidades autónomas para pagar la sanidad, la educación y los servicios sociales", por lo que consideró que "se están cruzando líneas que nunca se habían cruzado antes en democracia".

Casado recordó que, hablando de democracia y líneas que no se deben cruzar, ayer se conoció una propuesta para el Parlamento vasco donde Bildu decía que el líder del PP era persona 'non grata' en el País Vasco. "Por lo que a mí respecta, me da igual, porque voy a seguir yendo", recalcó.

Este hecho, continuó, "es un símbolo de lo que lleva pasando muchos años en el País Vasco, donde hay niños que no son gratos por ser hijos de guardias civiles, hay funcionarios, que no son gratos en la plaza convocada por no hablar la lengua cooficial, y familias, que no son gratas porque no comulgan con el nacionalismo excluyente".

El líder del Partido Popular que es "una enfermedad social si alguien piensa que otro no puede visitar una comunidad autónoma por tener una ideología y querer defender la libertad".

En este sentido, Casado mostró su tristeza y preocupación porque "en España ese partido ha sido imprescindible para llevar al gobierno de navarra al PSOE". Por ello, "creo que nadie puede dormir tranquilo si Bildu tiene una posición relevante en la política española".

De este modo, agregó que "es hora para que todos los partidos constitucionalistas, incluido el PSOE, hagamos una reflexión de que en democracia no todo es asumible y que un partido que nos quiere echar de una parte, tan bonita de España, o que no ha condenado los 800 asesinatos de ETA no puede ser un socio ni en Navarra, ni en el País Vasco ni en ningún sitio", concluyó.

Últimas noticias