El PP no da tregua y pide ya a Sánchez el Debate sobre el Estado de la Nación

La Junta de Portavoces del Congreso ha acordado suspender por cortesía parlamentaria la sesión de control al Gobierno de la próxima semana

El portavoz del Partido Popular en el Congreso Rafael Hernándo. EFE/ JJ Guillén
El portavoz del Partido Popular en el Congreso Rafael Hernándo. EFE/ JJ Guillén

La Junta de Portavoces del Congreso ha acordado suspender por cortesía parlamentaria la sesión de control al Gobierno de la próxima semana

La Junta de Portavoces del Congreso ha acordado suspender por cortesía parlamentaria la sesión de control al Gobierno de la próxima semana, con el fin de dar tiempo al socialista Pedro Sánchez y a los nuevos ministros a que 'aterricen' en sus cargos.

La decisión se ha tomado por mayoría, pero no por unanimidad, ya que el PP ha mostrado su oposición pues considera que para el próximo miércoles ya habría tiempo suficiente para que el nuevo Gobierno responda ante el Parlamento. Es más, el portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, mantiene su previsión de celebrar el Debate sobre el estado de la Nación este mes, tal y como prometió en su día el Ejecutivo de Rajoy.

Este mismo miércoles, la nueva portavoz del Grupo socialista, Adriana Lastra, hizo uno ronda con el resto de los grupos y comprobó que había "cierto consenso"en que era "absurdo e ilógico"hacer comparecer el próximo miércoles a los ministros cuando han tomado posesión este jueves.

De momento, los nuevos ministros ya están pidiendo comparecer en el Congreso para explicar las líneas generales de su departamento, unas comparecencias que podrían ir celebrándose desde la próxima semana, según ha explicado a los periodistas.

También para los portavoces de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, y de Unidos Podemos, Irene Montero, el aplazamiento es lógico porque en estos pocos días desde la toma de posesión iba a haber poco que valorar, y se han remitido a la semana siguiente.

"Aquí debe primar el sentido común --ha resumido Girauta--. Uno se pregunta qué es lo que hay que controlar de unos ministros que todavía no han podido realizar su trabajo".

Sin embargo, el PP se ha opuesto al considerar que si los ministros se ven capacitados para conceder entrevistas ante los medios de comunicación, también podrían contestar preguntas la próxima semana en el Pleno del Congreso.

"No vale hablar de cortesía parlamentaria", ha dicho el portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, quien recuerda que hace una semana la oposición rechazó suspender el Pleno ordinario previo a la moción de censura y los ministros del PP tuvieron que someterse a una sesión de control la misma víspera de ese debate.

Hernando ha revelado incluso que su pretensión era dirigir la próxima semana una interpelación al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aunque es un ejercicio de oposición sin precedentes porque es el Ejecutivo quien elige al representante que responde a la oposición y siempre delega en los ministros.

Es más, asegura que el PP sigue esperando que el Debate sobre el estado de la Nación, que el Gobierno de Mariano Rajoy había prometido para este mes, se celebre en ese mismo plazo. "Es importante que los españoles sepan el legado que deja el PP y que van a hacer otros", sostiene.

El portavoz del PP, que ya ha pedido la comparecencia de todos los ministros ante sus respectivas comisiones parlamentarias, ha lamentado que los demás partidos hayan apoyado la suspensión de la sesión de control y se pregunta si Pablo Iglesias piensa hacer ahora la oposición a Sánchez vía Twitter. "Se han puesto todos de acuerdo --ha comentado--. Tendrán que dar explicaciones".