El PP vasco se vuelca con la celebración del 12 de octubre en Barcelona

El portavoz del PP, Alfonso Alonso (en el centro), con Dolors Montserrat, vicepresidenta tercera del Congreso, y Juan Antonio López y José Domingo, de la plataforma «Som Catalunya, somos España»
El portavoz del PP, Alfonso Alonso (en el centro), con Dolors Montserrat, vicepresidenta tercera del Congreso, y Juan Antonio López y José Domingo, de la plataforma «Som Catalunya, somos España»

El PP catalán quiere que la celebración del Día de la Hispanidad de este sábado en Barcelona sea un éxito superior al del año pasado y para eso está arrimando el hombro con los organizadores del acto cívico convocado en el centro de la ciudad. No sólo está tratando de animar a sus afiliados en Cataluña para que se sumen a la concentración que lleva por lema «Som Catalunya, somos España», sino que también quiere atraer la presencia de figuras de su partido en el País Vasco y, en concreto, la de su presidenta, Arantza Quiroga. Aunque el desplazamiento de Quiroga a Barcelona todavía está en el aire, sí que está confirmado que un autocar organizado por el PP vasco viajará a la capital catalana para apoyar la idea de una Cataluña española.

Los populares catalanes, en cambio, no desean arrastrar a dirigentes de ámbito nacional porque consideran que el 12 de octubre en Barcelona tiene que dejarse el protagonismo en manos de las figuras locales. Sin embargo, opinan que la asistencia de sus compañeros del PP vasco aporta «un valor simbólico».

Los esfuerzos del PP catalán para impulsar la concentración de este sábado se visualizaron ayer de nuevo con una comida organizada por Alicia Sánchez-Camacho junto a representantes de las casas regionales instaladas en Cataluña.

«Pedimos el apoyo de las casas regionales, que representan a miles de españoles que han venido a Cataluña a trabajar, y a los millones de catalanes que se sienten también españoles, para que este 12 de octubre sea una gran fiesta por la convivencia y la concordia», dijo la dirigente.

Mientras el PP catalán continúa desplegando los recursos a su alcance para sacar a las calles a la «mayoría silenciosa», el PSC ha optado por volver la espalda a este acto. Según los socialistas catalanes, la celebración del Día de la Hispanidad en Barcelona es el escaparate de los partidarios de que la España de las Autonomías siga en su sitio, sin evolución alguna. De nada han servido las continuas llamadas de Alicia Sánchez-Camacho a Pere Navarro para que se incorpore a los festejos en la plaza Catalunya, ya que el líder del PSC no desea una instantánea que desate la furia de los críticos de su formación, siempre proclives a buscar un acercamiento con los nacionalistas catalanes.

La ausencia de dirigentes del PSC contrastará con la presencia de miembros del PP, Ciutadans y UPyD.