El próximo acto del Rey: la jura de los nuevos miembros del CGPJ

Será en La Zarzuela y se adaptará a sus necesidades físicas

La Razón
La RazónLa Razón

El Gobierno y el PSOE formalizaron ayer el acuerdo parlamentario para la renovación del Consejo General del Poder Judicial con la elección de los últimos 12 vocales del turno de jueces y, para poder ejercer su cargo, es imprescindible que lo juren ante el Rey.

El Jefe de Estado abandonó ayer el hospital Quirón de Madrid, después de cuatro días ingresado a raíz de la última, y se espera definitiva, operación de cadera para implantarle una prótesis. Tal y como informó el médico encargado de la operación, el cirujano Miguel Cabanela, Don Juan Carlos necesitará un periodo de 10 a 12 semanas para abandonar las muletas y realizar su actividad institucional con normalidad. Lo que no significa que vaya a estar inhabilitado durante ese tiempo. El Gobierno y el PSOE formalizaron ayer el acuerdo parlamentario para la renovación del Consejo General del Poder Judicial con la elección de los últimos 12 vocales del turno de jueces y, para poder ejercer su cargo, es imprescindible que lo juren ante el Rey. Según fuentes de Zarzuela, lo más probable es que dicha jura se celebre la semana que viene, en el Palacio de la Zarzuela. El formato tendría que estar ajustado a las condiciones físicas del Monarca. Cabanela precisó que, al principio, necesitará dos muletas para poder caminar, después sólo una y, finalmente, un bastón, hasta que pueda moverse sin apoyos. Respecto a la agenda exterior, el Monarca podrá efectuar viajes cuyo traslado no implique más de dos horas de duración en las primeras seis semanas. Después, se espera que la autonomía del Rey se haya completado y Don Juan Carlos pueda incluso efectuar deportes que no pongan en riesgo su recuperación, como montar en bicicleta o nadar.

El próximo 6 de diciembre es el 35 aniversario de la Constitución. Si en las onomásticas del 25 y el 30 Sus Majestades los Reyes presidieron el acto en el Congreso de los Diputados, este año la posibilidad no se ha contemplado dados los plazos de recuperación del Monarca.

Don Juan Carlos se someterá a una rehabilitación más agresiva que la que llevó a cabo después de la operación de septiembre, ya que sus condiciones físicas son muy positivas, según informó el cirujano. De hecho, su próxima actividad oficial fuera de La Zarzuela es la ceremonia castrense de la Pascua Militar, que tendrá lugar el 6 de enero. Sería la primera vez que el Rey no acuda a uno de los actos militares más importantes. Por este motivo, el cirujano señaló que si el Monarca no tiene que estar más e una hora de pie podrá presidirlo sin problemas.

Evolución positiva

Con la puntualidad inglesa con la que el hospital Quirón ha emitido todos los días los partes médicos del Monarca, ayer, la directora del centro privado, Lucía Alonso, leyó el último informe del Jefe de Estado: «El Rey ha recibido el alta hospitalaria tras haber completado de forma muy satisfactoria el postoperatorio y haber conseguido autonomía suficiente para los movimientos cotidianos». Según estos resultados, las últimas biopsias y los cultivos microbiológicos han confirmado la «desaparición del proceso infeccioso de la cadera», y las posibilidades de que vuelva a infectarse la zona suponen menos del 5%. Tal y como estableció Cabanela, en las próximas semanas, el Rey continuará con el tratamiento, las revisiones postoperatorias y el programa de recuperacion previsto. Al igual que estos días, la rúbrica del jefe del Servicio Médico del Rey, Miguel Fernández Tapia, ha acompañado a la del cirujano.

Don Juan Carlos alardeó ayer de buen humor a la salida del centro. En el asiento de copiloto, bajó la ventanilla al ver a los periodistas congregados y cuando se le preguntó por su estado bromeó: «Mal, muy mal». Y añadió: «Espero que no hayáis pasado mucho frío en la espera». Antes de subir la ventanilla de nuevo aclaró que «ha ido todo bien, fenomenal».