El PSC someterá a votación de la militancia si entra en el gobierno de Colau

Si decidiera entrar en el gobierno de Colau, el PSC, que facilitó su investidura, sumaría sus cuatro ediles a los 11 que tiene Barcelona en Comú

Jaume Collboni (PSC) y Ada Colau (BComú), en el balcón del Ayuntamiento de Barcelona.
Jaume Collboni (PSC) y Ada Colau (BComú), en el balcón del Ayuntamiento de Barcelona.

El PSC someterá a la votación de sus militantes si entra o no en el gobierno de Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona, tras los contactos bilaterales que los socialistas y Barcelona en Comú iniciarán próximamente para intentar alcanzar un acuerdo.

El PSC someterá a la votación de sus militantes si entra o no en el gobierno de Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona, tras los contactos bilaterales que los socialistas y Barcelona en Comú iniciarán próximamente para intentar alcanzar un acuerdo.

Según ha explicado a Catalunya Ràdio el presidente del grupo municipal socialista en el consistorio barcelonés, Jaume Collboni, la decisión de entrar en el equipo de gobierno de Colau la tomarán las asambleas del partido, de forma simultánea, con voto individual y secreto, aunque faltan por concretar aún algunos detalles.

"Tendremos que pensar -ha dicho Collboni- cuál es la mejor fórmula y la más sencilla de entender para todos a la hora de tomar la decisión. La pregunta puede ser un 'sí, no o abstención', o puede ser una pregunta más larga que contenga las características de las propuestas que nosotros eventualmente llevaríamos a un gobierno de coalición".

Jaume Collboni considera que la decisión debería tomarse antes de la Semana Santa. "Como mínimo, el presupuesto y el acuerdo sobre el plan de gobierno debería estar antes de Semana Santa, porque los meses y las semanas van pasando".

Collboni defienden la decisión del PSC de plantearse entrar en el gobierno de Barcelona porque "la ciudad tienen necesidades muy importantes, como grandes infraestructuras, políticas sociales para combatir las desigualdades o reactivar la economía que no pueden esperar".

"Sería una lástima que por politiqueo o por no tener la voluntad de llegar a acuerdos la institución quedase bloqueada y no se pudieran hacer muchas cosas que son necesarias para la ciudad"cuando "tenemos los recursos y las competencias para hacerlas", ha considerado el edil socialista.

Si finalmente decidiera entrar en el gobierno de Ada Colau, el PSC, que ya facilitó la investidura de Colau con su abstención, sumaría sus 4 ediles a los 11 que tiene Barcelona en Comú, de un total de 41 concejales que conforman el consistorio barcelonés.