El PSOE, dispuesto a modificar su propuesta programática para favorecer un acuerdo con Podemos

“Los socialistas somos gente de acreditada responsabilidad y queremos hablar de contenidos porque España necesita un gobierno”, ha dicho la vicepresidenta Carmen Calvo

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, durante su intervención hoy en las jornadas ‘Diálogos 140 aniversario’. EFE/Emilio Naranjo
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, durante su intervención hoy en las jornadas ‘Diálogos 140 aniversario’. EFE/Emilio Naranjo

“Los socialistas somos gente de acreditada responsabilidad y queremos hablar de contenidos porque España necesita un gobierno”, ha dicho la vicepresidenta Carmen Calvo

El PSOE está dispuesto a modificar su oferta programática si así se avanza en la consecución de un acuerdo con Unidas Podemos que facilite la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno en la semana del próximo 22 de julio, según ha asegurado la vicepresidenta del Ejecutivo en funciones, Carmen Calvo.

“Nosotros vamos en serio”, ha dicho Calvo antes de participar en unas jornadas organizadas por la Fundación Pablo Iglesias. A preguntas de los periodistas sobre las negociaciones con Unidas Podemos, la dirigente del PSOE ha explicado que el Partido Socialista da “pasos en serio, hay un documento y un equipo negociador”.

“Los socialistas somos gente de acreditada responsabilidad y nosotros hemos dicho que nos queremos sentar a hablar de contenidos y que seremos capaces de encontrarnos” porque “España necesita un gobierno”. “El sistema tiene que funcionar” y Pedro Sánchez “tiene que ser investido la semana del 22 de julio porque tenemos que ponernos a trabajar”.

"A lo largo de los días (el documento) se puede perfeccionar y modificar", ha afirmado Calvo este domingo en declaraciones a la prensa, a la que también ha explicado que el próximo jueves se reunirá la Ejecutiva federal para ver si entonces "hemos podido sentarnos a hablar".

Al respecto, ha asegurado que "cuando uno va en serio va con los contenidos, que es lo que realmente importa", así como con "equipos negociadores"para definir leyes prioritarias y objetivos para los primeros años de legislatura.

La vicepresidenta ha explicado que el presidente del Gobierno en funciones “ha trazado su posición” razonable. También ha apuntado que un gobierno de coalición se da “cuando ya tienes la cifra para investir”, pero que con Unidas Podemos “no nos da la cifra” y ha reiterado que los socialistas hablarán con los grupos de la Cámara “porque hay que hablar con todo el mundo” porque “todo el mundo tiene que asumir su responsabilidad”, incluidas las fuerzas políticas de la derecha.

“No vale lo que les escucho a sus líderes, ¿no va con ellos servir a España?, ¿no va con ellos que el sistema funcione?” y ha reiterado que “no hay alternativa” a un gobierno socialista. “¿Si no hay alternativa no va con ellos? Pues sí, con ellos y con todos”. Y ha denunciado de nuevo que el dirigente de Ciudadanos, Albert Rivera, “ni siquiera se ha querido sentar a hablar” con el presidente en funciones, que “más que le dobla los escaños”.

En cuanto a la decisión de Unidas Podemos de consultar a sus bases un posible acuerdo con Sánchez, Calvo ha hablado de respeto, aunque ha añadido que "en las coyunturas importantes (los socialistas) sabemos lo que tienen que hacer nuestras siglas y nuestros líderes".

Tras recordar que el PSOE dobla en escaños al siguiente partido más votado y que con Unidas Podemos no suma suficiente apoyo para formar Gobierno, ha defendido que la posición de los socialistas es "razonable y de sentido común".

"Quien recibe la confianza de la Cámara es una persona con nombre y apellidos", ha añadido la vicepresidenta remitiéndose a la Constitución para argumentar que la formación del Gobierno solo depende de Sánchez, que "tiene acreditada responsabilidad, flexibilidad y madurez más que suficientes"para ello.

Por su parte, Sánchez está haciendo "todo el esfuerzo posible para que la semana del 22 sea investido, con la confianza de la Cámara", para que "España tenga ya su Gobierno a pleno rendimiento".

"El presidente tiene que estar ahora en el objetivo más importante de la política española, que es su gobernabilidad", algo que, según Calvo, "no es solo responsabilidad de los socialistas", ya que "el sistema tiene que funcionar".