Política

El Rey defiende la democracia ante Díaz Canel

Felipe VI pide al castrismo instituciones que permitan a los cubanos «expresar libremente sus idas», mientras que Díaz-Canel asegura que «en el camino que hemos emprendido por voluntad propia necesitamos compañeros como España»

Felipe VI pide al castrismo instituciones que permitan a los cubanos «expresar libremente sus idas», mientras que Díaz-Canel asegura que «en el camino que hemos emprendido por voluntad propia necesitamos compañeros como España»

Publicidad

El último punto de la agenda de los Reyes esta madrugada hora española en La Habana, la cena de retribución ofrecida por Don Felipe y Doña Letizia en el Palacio de los Capitanes se convirtió en el evento más relevante políticamente de lo que va de visita de Estado al pronunciar el Rey un discurso en el que, con el presidente Díaz-Canel presente, ha puesto de ejemplo la Transición española como el modelo ideal para la evolución de la Cuba castrista.

Tras realizar un lúcido repaso al pasado en común de ambas naciones, el Rey ha asegurado que los españoles han «aprendido» de la Constitución de 1978 y de la propia historia española que «es en democracia como mejor se representan y se defienden los Derechos Humanos, la libertad y la dignidad de las personas» y también los intereses de los ciudadanos. Asimismo, ha puntualizo que «la fortaleza que la democracia otorga a sus instituciones es la que permite el progreso y el bienestar de los pueblos y hacer frente a los riesgos y desafíos que inevitablemente surgirán en el camino».

Publicidad

El Rey ha ofrecido la experiencia española para «sobre la base del respeto» poder «acompañar» el «proceso de cambio en el que está inmersa Cuba». En un largo discurso en el que ha reivindicado la historia común de los dos países, ha afirmado que es una lección de la historia que «la evolución, la adaptación y el cambio son inevitables», que «nada queda congelado en el tiempo y que quien se resiste a su paso pierde la oportunidad de colaborar en el diseño del futuro». «Cuál será ese futuro lo tiene que dilucidar el propio pueblo cubano», ha proseguido el Rey, señalando que los cambios «no pueden ser impuestos» pero que para tener éxito y traer consenso y bienestar deben representar «la voluntad ciudadana».

Publicidad

En este sentido, ha recalcado que «es necesaria la existencia de instituciones que representen a toda la realidad diversa y plural que existe de los ciudadanos y que estos puedan expresar por sí mismos sus preferencias» y encontrar en esa instituciones el respeto a sus derechos, incluida la «capacidad de expresar libremente sus ideas, la libertad de asociación o de reunión».

En la replica al discurso de Felipe VI, el presidente Díaz-Canel ha hecho una mención explícita a las «injustas» medidas que la Administración Trump está poniendo en marcha para estrangular la economía de la isla y ha agradecido a España los esfuerzos que se han realizado en el ámbito de la Unión Europea para aliviar la situación en Cuba. En referencia a las reformas que le acababa de pedir el Rey, Díaz Canel ha dicho que «en el camino que hemos emprendido por voluntad propia necesitamos compañeros como España».