ERE de CC OO Andalucía sobre el 47% de la plantilla

El reelegido secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, durante su discurso de clausura en el XI Congreso del sindicato en Andalucía
El reelegido secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, durante su discurso de clausura en el XI Congreso del sindicato en Andalucía

Le comunicó su intención al Comité Intercentros el pasado miércoles y la dirección andaluza de CC OO, con Francisco Carbonero al frente, registró ayer ante la autoridad laboral un expediente de regulación de empleo (ERE) que contempla 96 extinciones totales y 56 parciales, de los 323 trabajadores que el sindicato tiene en la comunidad, es decir, que afectaría al 47 por ciento de la plantilla.

Según explicaron fuentes del Comité Intercentros a LA RAZÓN, se trata de unas cifras que «distan mucho» de las que los trabajadores pretenden cerrar al final del periodo de negociación de un mes que se abre ahora. ¿Cuál es su objetivo? «Que los despidos se rebajan hasta los 67 y que las 56 extinciones parciales pasen a ser 53 reducciones de jornada, a través de la articulación de un ERE de carácter temporal, con una bajada salarial de la mitad, de media», matizan.

«La plantilla restante, a excepción de los abogados y jefes de área o departamento –suman–, también pasaría al ERE temporal con una poda de salario y jornada aún por cerrar –25 por ciento, según la empresa y 16,4, para el comité–». Por lo que respecta al personal técnico de los servicios jurídicos y los jefes de área, «también sufrirán una reducción salarial, pendiente de concretar, pero no verán disminuida su jornada», apuntan las mismas fuentes.

En cualquier caso, se muestran convencidos de que el ERE «afectará en distinta medida a todos los trabajadores de CC OO-A» y, dentro de éstos, destacan al grupo de fijos discontinuos, cuya relación laboral está sujeta a programas de ayudas que ahora escasean, dada la coyuntura económica. Los empleados esperan «seguir mermando el número de damnificados en los próximos días y acercar posturas con la empresa». La primera reunión dentro del periodo de negociación se ha fijado el próximo día 4 de junio.

Otras fuentes consultadas por este periódico confían en que el sindicato no «aplique la reforma laboral que tanto ha criticado». En ese sentido, cabe recordar que Carbonero llegó a tildar de «leyenda urbana» las denuncias de que las organizaciones sindicales la utilizaban para poner en la calle a empleados con sólo veinte días de indemnización.

Al margen de ese aspecto, lo que ya es una realidad es que CC OO ha seguido la senda marcada por UGT-A, que ya presentó un ERE en enero de este año que perjudicó a 159 trabajadores, 29 pertenecientes a la estructura del sindicato en la región y 130 vinculados al Programa Orienta de asesoría.

Los empleados recurrieron a la Justicia pero el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha estimado que el ERE presentado por UGT-A y algunos de sus entes «se ajusta a derecho».