España sigue reclamando a Troitiño

La Razón
La RazónLa Razón

España no renuncia a que el etarra Antonio Troitiño, condenado a casi 3.000 años de cárcel por más de una veintena de asesinatos sea entregado a nuestro país. La Audiencia Nacional ha dejado claro a Reino Unido que mantiene vigente la petición de extradición de Troitiño, una vez las autoridades británicas han decretado su libertad condicional a consecuencia de la sentencia del Tribunal de Estrasburgo sobre la «doctrina Parot». Reino Unido dio un plazo de siete días a España para que aclarase si, tras el fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, mantenía la petición de extradición.

Las autoridades británicas decidieron la liberación inmediata del etarra, accediendo a la petición de su defensa, obligándole únicamente a comparecer diariamente en una comisaría de Londres. Troitiño fue detenido en la capital británica –a instancias de las autoridades españolas, que reclamaron que debía aplicársele la «doctrina Parot»– en junio de 2012 y se encuentra desde entonces en prisión preventiva.