MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
15:01
Actualizado
  • 1

España: «puente» entre Europa y Arabia

El rey saudí recibe a Felipe VI con una oferta de cooperación entre ambos países. Le otorga la máxima condecoración y el Monarca le pide que siga apostando por las empresas españolas

  • El rey Felipe VI, recibe el Gran Collar, la condecoración más importante que concede el reino saudí, de manos del rey de Arabia Saudí Salman bin Abdelaziz
    El rey Felipe VI, recibe el Gran Collar, la condecoración más importante que concede el reino saudí, de manos del rey de Arabia Saudí Salman bin Abdelaziz
Enviada especial - Riad.

Tiempo de lectura 4 min.

16 de enero de 2017. 04:27h

Comentada
Aurora G. Mateache Enviada especial - Riad. 15/1/2017

Nada más traspasar las imponentes columnas del palacio real de Riad, al invitado se le vierte jabón alcoholizado en las manos para ser digno de adentrarse en la vasta intimidad de los dominios de la familia real saudí. Arabia Saudí es ceremonial, y si ninguna conversación que se precie se puede iniciar sin una previa taza de té debidamente servida, el concepto que se tenga del invitado se mide en detalles. Ayer, Felipe VI fue recibido con la máxima distinción en un viaje crucial para el país en el sentido económico, ya que busca formar parte de la nueva era aperturista dentro del plan Visión 2030 que el país del Golfo quiere llevar a cabo para no depender de unos pozos de petróleo en declive. El rey Salman bin Abdulaziz Al Saud recibió a Don Felipe a «pie de coche» y lo saludó con dos afectuosos besos antes de escuchar los himnos de ambas naciones que entonó una orquesta. En una sala en la que resultaba imposible contar el despliegue de butacas que ocuparían más de un centenar de príncipes y jeques saudíes para arropar el acto, el rey saudí entregó a Don Felipe el collar del rey Abdulaziz, máxima condecoración que se reserva a reyes y jefes de Estado, y que por tanto podría ser equivalente al toisón de oro español.

Ambos Reyes mantuvieron un encuentro de más de 40 minutos, durante los que, según fuentes de Zarzuela, manifestaron la voluntad de ambos por fortalecer las relaciones bilaterales y reforzar la colaboración de las empresas españolas en el proyecto 2030 –Don Felipe le habló también de las pymes, no sólo de las grandes compañías–. Por su parte, el rey saudí le hizo al Monarca una gran oferta de cooperación: le invitó a que nuestro país sirva de puente entre Arabia Saudí y Europa.

Hoy será el último día del primer viaje oficial de Don Felipe dedicado a la parte empresarial, y además de mantener un encuentro con los empresarios saudíes los representantes de las compañías de ambas delegaciones se entrevistarán entre ellos. «Sólo puedes negociar con los árabes si entiendes que su concepto del tiempo es diferente al tuyo», explica un empresario de una de las compañías que más se juega aquí. Ése es el caso de la empresa estatal Navantia, que, según fuentes de la compañía, llevan más de un año de negociaciones para vender al país del Golfo la construcción de cinco corbetas. Fuentes de la entidad explican que ya se ha hecho un contrato, pero falta que entre en vigor a la espera de la última palabra saudí. «Si no es aquí, será en unas semanas en España». La rúbrica final corre a cuenta del ministro de Defensa, pero también podría trazarla el propio rey Salman.

El día terminó ayer con una recepción ofrecida por el gobernador de Riad, el príncipe Faisal bin Bandar, en la que se dio la bienvenida a Felipe VI con una danza árabe a cargo de soldados locales.

Afición por el fútbol español

Don Felipe se reunió ayer con dos príncipes y ministros saudíes, el de finanzas y el de comercio de inversiones. En el saludo a este último, Majid Al Qassabi, se escuchó cómo éste le revelaba al Rey la afición en su país por el fútbol español. Con quien no se mantuvo ninguna reunión fue con el titular de Exteriores saudí, por lo que Alfonso Dastis no pudo «evocar» la cuestión de la escasa defensa de los Derechos Humanos en el país saudí, de lo que informó previamente en la embajada durante el encuentro con la colectividad española. Allí, Don Felipe les aseguró a los asistentes entre los 3.000 residentes haber «ayudado a mantener trabajo aquí y en España».

Últimas noticias