«Hay que combatir la corrupción pero éste no es un país corrupto»

Rajoy ha pedido «respeto» por la mayoría de los cargos electos de las administraciones españolas, que «son honrados y decentes».

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, seguido por el presidente del PPC, Xavier Garcia Albiol, abandona la XXXIII Reunión del Círculo de Economía de Sitges (Barcelona).
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, seguido por el presidente del PPC, Xavier Garcia Albiol, abandona la XXXIII Reunión del Círculo de Economía de Sitges (Barcelona).

Rajoy ha pedido «respeto» por la mayoría de los cargos electos de las administraciones españolas, que «son honrados y decentes».

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que su ejecutivo continuará tomando medidas para combatir la corrupción, pero ha salido en defensa de la clase política en España y ha aseverado que "este país no es corrupto".

En la sesión de clausura de la XXXIII Reunión del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona), ante un auditorio integrado por representantes del tejido empresarial y financiero catalán, Rajoy ha pedido "respeto"por la mayoría de los cargos electos de las administraciones españolas, que "son honrados y decentes".

"Hay que combatir la corrupción pero éste no es un país corrupto. Esto es importante", ha dicho en respuesta a varias preguntas de los asistentes sobre la amenaza que supone para la democracia la corrupción política.

Rajoy ha expresado también su preocupación por las voces que, ha dicho, ponen en duda la presunción de inocencia, "uno de los pilares de la democracia", y que optan "por sustituirla por la presunción de culpabilidad".

En esta línea, ha señalado que "hay que hacerlo mejor pero éste es un país en que sus políticos y la gente, al menos la mayoría, se merecen un respeto".

Tras asegurar que es "triste y desgraciado"tener que abordar el tema de la corrupción, Rajoy ha asegurado que el Gobierno español ha tomado ya medidas contra estas prácticas, como el aumento de la dotación de jueces y fiscales, y ha mostrado su empeño en continuar aprobando "todas las que sean necesarias".