Iceta admite que el PSC tomó una decisión que «incomodó» al PSOE

Considera “lógico” que la gestora promueva la revisión de las relaciones, pero aboga por seguir juntos. Reivindica a Cataluña como nación, aunque “sin abrazar la causa independentista”

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, considera “lógico” que la gestora del PSOE promueva la revisión de las relaciones, pero aboga por seguir juntos.

Tras la aprobación del pacto de gobierno entre el PNV y el PSE-EE en el País Vasco en el que se abre a debate el concepto de nación y el eventual “derecho a decidir”, todas las miradas en el PSOE se centran en la reacción del PSC ante la aparente cautela que ha querido imprimir la gestora ante este acuerdo y que no exhibió con los socialistas catalanes. El primer secretario, Miquel Iceta, ha bendecido esta mañana el acuerdo, puntualizando que –al contrario de lo que cabría esperar- no lo quiere para Cataluña, porque éste se ha hecho pensando en la realidad vasca. Iceta ha reivindicado que en el PSC “ni defendemos la independencia ni reclamamos el derecho de autodeterminación. Cuando hablamos de referéndum nos referimos a un referéndum en el que estarán llamados a participar todos los españoles”. A esta consulta se debería someter un ambicioso pacto político de reforma de la Constitución que se construya en la presente legislatura. Sin salirse un ápice de la Declaración de Granada, el primer secretario del PSC ha recordado que para “muchos catalanes y para el PSC, Cataluña es una nación”, una tradición catalanista que viene recogida en los documentos fundacionales del partido. “Para los socialistas catalanes, nación no es un concepto que lleve aparejado el de soberanía o Estado”, ha destacado, al tiempo que señalaba que esto “no supone un atajo a la autodeterminación ni la quiebra de los derechos entre todos los españoles”.Esta defensa de la nación catalana ha tensionado sobremanera las relaciones con la gestora, hasta tal punto que la dirección interina de Ferraz ha promovido un proceso de revisión de las relaciones entre ambos partidos. Iceta entiende que es “lógico” que se haya abierto este proceso, porque el “PSC tomó una decisión que incomodó al PSOE”, aunque advirtió que es mejor no tocar algo que funciona y que sólo si la nueva relación asegura evitar estos roces debe redefinirse. “El PSC no se quiere desentender del resto de España y el PSOE no se quiere desentender de Cataluña”, dijo, anticipando que no habrá ruptura. Una voluntad que no ha visto en ningún representante de la gestora y “menos en Javier Fernández”.Iceta ha declinado pronunciarse a favor de ninguna candidatura a las primarias del PSOE y ha reconocido que el error de Pedro Sánchez y de todo el partido en general, en los últimos meses, fue la “falta de diálogo para compartir un diagnóstico”. El primer secretario del PSC ha animado a que el Congreso de la formación se celebre “cuanto antes”, pero que primen los contenidos sobre las fechas y las personas.