Ignacio González niega la “caja B” del PP: “No me ocupaba de la contabilidad”

El ex presidente madrileño evita señalar a Aguirre y rechaza que recibiera instrucciones para contratar con empresas de la “trama Púnica”.

El expresidente madrileño, Ignacio González junto a su abogada Gema Martínez Galindo y su abogado Esteban Maestre a su llegada a la Audiencia Nacional
El expresidente madrileño, Ignacio González junto a su abogada Gema Martínez Galindo y su abogado Esteban Maestre a su llegada a la Audiencia Nacional

El ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González ha negado hoy en la Audiencia Nacional la existencia de una financiación irregular en el PP regional y ha insistido al magistrado Manuel García Castellón, instructor del “caso Púnica”, en que él no se ocupaba de la contabilidad de la formación en la comunidad autónoma, sino únicamente de la “coordinación política”. Según fuentes jurídicas, ha precisado que ese cometido era responsabilidad de Beltrán Gutiérrez, ex gerente del PP de Madrid y también investigado en esta causa. Además, ha hecho hincapié en que no tuvo “ningún cargo orgánico” en la formación popular hasta 2011.

González ha comparecido ante el juez en calidad de investigado por cohecho, malversación, tráfico de influencias, falsificación de documentos, fraude, prevaricación y falsedad electoral en relación a la pieza de “Púnica” en la que se investiga la supuesta “caja B” del PP madrileño.

Investigado también en el “caso Lezo” por presuntas actividades ilícitas que habrían tenido al Canal de Isabel II como epicentro, el ex dirigente popular ha cerrado filas con Esperanza Aguirre, a la que según esas mismas fuentes, ha evitado en todo momento señalar ni responsabilizar de los hechos que se le imputan.

El ex presidente autonómico ha defendido su gestión al frente de la Comunidad de Madrid y ha asegurado al magistrado y a las fiscales Anticorrupción Teresa Gálvez y Carmen García Cerdá que nunca se ha reunido en privado con José Martínez Nicolás, ex responsable de la Agencia de Información y Comunicación de la Comunidad de Madrid (ICM). Según la Fiscalía Anticorrupción, González habría pedido en junio de 2012 a Martínez Nicolas y a directivos del Canal de Isabel II un millón de euros para hacer frente a gastos de campaña del PP de Madrid instándole a enmascarlos a través de facturas falsas y trabajos ficticios.

Respecto a la “cláusula del 1%”, el instrumento que según el instructor habría utilizado el partido para “el desvío de ingentes fondos de las arcas públicas” al imponer al contratista en las licitaciones un 1% como máximo para campañas de publicidad que no se habrían realizado y que eran facturadas por empresas de Horacio Mercado, González se ha limitado a decir que solo recuerda que era la Consejería de Sanidad, que dirigía el también investigado Manuel Lamela, la que las aplicaba. Eso sí, ha asegurado desconocer que le dieran instrucciones para contratar con las sociedades de Mercado.

Y en relación a Fundescam, la fundación vinculada al PP que, según Anticorrupción, se utilizó para desviar a la financiación de las campañas electorales de 2007, 2008 y 2011 las donaciones de contratistas supuestamente beneficiados con adjudicaciones, el ex presidente madrileño se ha desvinculado y solo ha dicho que abandonó la fundación en 2007 “porque no iba a las reuniones”.

El magistrado acordó el pasado 2 de septiembre la citación del ex presidente regional por el “desvío continuado de fondos públicos” de la Comunidad de Madrid, primero a través de la Consejería de Transportes y después de la de Presidencia, entre 2003 y 2011. Una actuación supuestamente delictiva que habría realizado entre 2005 y 2010 por medio del “amaño de las partidas de publicidad” licitadas desde las diversas consejerías del Gobierno autonómico, sirviéndose entre 2007 y 2011 de las subvenciones públicas concedidas a Fundescam “ y, ya de 2011 a 2014, sirviéndose de ICM y del Canal de Isabel II.