Interior culpa a la Ertzaintza de los homenajes a etarras liberados

El etarra Juan Manuel Piriz López saliendo de la cárcel de Botafuegos en Algeciras (Cádiz).
El etarra Juan Manuel Piriz López saliendo de la cárcel de Botafuegos en Algeciras (Cádiz).

El ministro del Interior, Jorge Fernández, responsabilizó ayer a la Ertzaintza y, en consecuencia, al Gobierno vasco, de los homenajes a etarras excarcelados por el fallo de Estrasburgo contra la «doctrina Parot». Según recalcó el ministro, son ellos los que tienen la competencia de orden público en el País Vasco. «Si los terroristas excarcelados hubieran ido a Navarra o a cualquier otra parte del territorio con competencias de las Fuerzas de Seguridad del Estado, esto no hubiera ocurrido», sentenció en la comparecencia posterior al Consejo de Ministros, en la que informó de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana.

En ese sentido, el Gobierno niega que sea de su responsabilidad lo ocurrido, y alega también que ya ha hecho todo lo que está a su alcance, dentro del respeto a la distribución de competencias vigente en el modelo autonómico, al dirigirse a la Fiscalía General del Estado para que instruya las diligencias correspondientes en el caso de que aprecie algún tipo de delito. «Si hubiera sido la Policía o la Guardia Civil, les aseguro que esto no hubiera ocurrido. Y me quedo ahí», recalcó Jorge Fernández. Explicó que de haberse producido ese escenario, él, como ministro del Interior, hubiera dado las órdenes oportunas para que esos actos de presunto enaltecimiento del terrorismo no se hubieran producido.

El Gobierno, por tanto, censuró ayer con contundencia la actuación de la Ertzaintza. El propio delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha llamado a la consejera de Seguridad vasca, Estefanía Beltrán,para trasladarle su preocupación por «la inacción de la Ertzaintza». Urquijo le ofreció incluso compartir con el Gobierno vasco la información de Prisiones que manejan las FSE, y que también le llega a él por su responsabilidad institu-cional, sobre las futuras excarcelaciones de etarras, sus horas de salida y a dónde han comunicado a Prisiones que se dirigen, con el objetivo de que así puedan establecer mecanismos de seguridad preventivos para evitar cualquier acto de humillación a las víctimas.