Juanes reclama que los peritos de Hacienda dependan de los jueces

Sobre el juez asegura que «es de los mejores jueces que he conocido»

Ángel Juanes, en una imagen de archivo.
Ángel Juanes, en una imagen de archivo.

El vicepresidente del Tribunal Supremo, Ángel Juanes, asegura que la Audiencia Nacional “tiene mucho que decir sobre la corrupción”, y que los delitos inmersos en este ámbito, “si no todos, los más graves” deberían asignarse a ese órgano.

El vicepresidente del Tribunal Supremo, Ángel Juanes, expresó ayer en un desayuno informativo organizado por el Club Internacional de Prensa, que la Audiencia Nacional “tiene mucho que decir sobre la corrupción”, y que los delitos inmersos en este ámbito, “si no todos, los más graves” deberían asignarse a ese órgano, porque cuenta con la experiencia y la especialización necesaria para ello.

Juanes, quien no ha querido vincular este planteamiento con el conflicto mantenido entre Hacienda y el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en el denominado "caso Bárcenas", sí recalcó de este último su independencia y honradez : «Es uno de los mejores jueces que he conocido»,afirmó al respecto.

También abogó por reforzar la especialización de los magistrados destinados en la Audiencia Nacional, para que puedan ser los gestores de instruir este tipo de causas.Negando que todas los litigios de corrupción que se llevan en España duren demasiado, puso como ejemplo, el "caso Neymar"

El vicepresidente del TS reiteró ,que entre los medios con que debería dotarse a los juzgados para agilizar las instrucciones estaría la dependencia directa de los jueces sobre los peritos que actúan en las causas, entre los que se encontrarían los de Hacienda. “Si los peritos de Hacienda dependieran de los jueces estaríamos más tranquilos", destacó al respecto.

A lo largo de su intervención, se manifestó también en relación a las últimas reformas legales y puntualizó sobre la limitación de las instrucciones que señala la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim), que bautizó de “ ilusoria” si no se dotaba a los juzgados de los medios necesarios.

Sobre la corrupción, Juanes destacó que es un problema de "ética social” que "socava la democracia",por la que el derecho penal tiene que intervenir, "pero como última ratio".