Publicidad
Publicidad
Actualidad

Junqueras unge a Rovira como su sucesora

A el ex vicepresidente catalán, ERC no le hace "sufrir"porque "no podría estar en mejores manos", en alusión a Rovira: "Va siendo hora de que en este país una mujer esté al frente”

Junqueras reconoce que el Govern ha cometido «errores»

Publicidad

El cargo de presidente de la Generalitat parecía reservado a Oriol Junqueras desde hace meses. Tantos como los que ERC lleva liderando las encuestas en Cataluña. Pero el encarcelamiento preventivo de Junqueras y el proceso judicial que deberá afrontar han hecho saltar por los aires todos los guiones. De la victoria de ERC no se duda, pero de la mayoría independentista en el Parlament, sí. Sea como fuere, Junqueras –que conserva desde la cárcel de Estremera un enorme control de su partido– invistió ayer a la secretaria general de ERC, Marta Rovira, como la presidenciable de su partido a la Generalitat.

«Va siendo hora de que en este país una mujer esté al frente, una mujer que nunca se rinde, con una determinación y un convencimiento inigualables, sensata y audaz a la vez, tozuda y dialogante pero también dialogante y pactista. Todos a su lado, no la dejemos nunca sola. República tiene nombre de mujer», escribió ayer Junqueras en una carta a su militancia de ERC escrita desde el penal.

El líder republicano quiso dejar clara que su decisión –indiscutible en Esquerra– no es producto del abatimiento ni del desequilibrio emocional. «Nada de lo que hemos hecho en esta legislatura hubiera sido posible sin Marta Rovira. Y lo digo desde la prisión de Estremera, con serenidad y tiempo para pensar. No es fácil estar en prisión, con todo lo que implica. La lejanía y la reclusión son difíciles de gestionar. Ahora bien, ERC no me hace sufrir porque no podría estar en mejores manos», escribió.

La designación de Rovira como presidenciable vino acompañada de otra noticia muy esperada por ERC: la confirmación de que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, se integrará en las listas republicanas como número 4. «Siempre he defendido pacíficamente y democráticamente lo que creo mejor para mi país. Este 21-D lo continuaré haciendo desde la candidatura de ERC», anunció Forcadell desde su cuenta de Twitter después de varios días estudiando la oferta de los republicanos. La presidenta, de hecho, es la única de los cuatro integrantes de Junts pel Sí de la Mesa del Parlament que repetirá en las listas electorales. El resto (Ramona Barrufet, Lluís Guinó y Anna Simó) se inclina por no volver a concurrir. Cabe recordar que todos ellos se comprometieron ante el juez a renunciar a la política o bien a hacerlo a partir de ahora con arreglo a las leyes.

Publicidad

La incorporación de Forcadell permite respirar a ERC, ya que los republicanos no dudarán en explotar ante su parroquia a la presidenta que retorció todos los reglamentos para posibilitar la votación de las leyes de desconexión y la aprobación de la «simbólica» declaración unilateral de independencia de Cataluña.

A lo largo de su carta –no muy larga pero sí muy densa–, Junqueras anuncia las que bien podrían ser las claves de la precampaña de ERC. «Ciertamente también hemos cometido errores. Sí. Fuimos ingenuos al creer que el Estado nunca se atrevería a aplicar estos nivelesde represión. O que la Unión Europea no permetiría que el Gobierno del PP, en nombre de la unidad de Españam tolerase tantos golpes contra la ciudadanía y las instituciones catalanas», argumenta Junqueras en un ataque contra las instituciones españolas disfrazada de autocrítica.

Finalmente, Junqueras también insistió en varias ocasiones en los casos de corrupción que afectan al PP y «al soberanismo», en una velada alusión a Convergència. Todo ello lo contrapone a una ERC sin mácula.