Convergència se financiaba con las mordidas del 3% según el juez

El ex tesorero Andreu Viloca era denominado el «conseguidor», según los empresarios adjudicatarios de obras

Las pruebas que Viloca destruyó y que la Guardia Civil ha reconstruido (como se aprecia en la imagen) han sido claves
Las pruebas que Viloca destruyó y que la Guardia Civil ha reconstruido (como se aprecia en la imagen) han sido claves

El sumario recoge que Andreu Viloca era, más que el responsable de las finanzas del partido, el «conseguidor» para los empresarios. Se acredita de forma muy detallada «un total de seis supuestos» tras examinar los documentos del ex tesorero

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de El Vendrell, Josep Bosch, levantó ayer parte del secreto del sumario que instruye sobre el caso del llamado 3 por 100.

Los documentos que se han conocido ahora, fruto de la investigación realizada por la Guardia Civil, demuestran, tal y como adelantó LA RAZÓN en su día, que el tesorero de Convergència Democrática de Cataluña (CDC), que también lo era de la Fundación Cat Dem, Andreu Viloca, es el vértice de la trama de donaciones de empresas a cambio de la concesión de obras sacadas a concurso por entidades gobernadas por CDC, incluida la Generalitat.

Entre este material figuran agendas, listados de pagos, correos electrónicos y otras evidencias.

El material que fue encontrado en poder de Viloca, entre ellos la referida agenda y algunos papeles que habían sido despedazados en una trituradora que tenía en su despacho (y que fueron entregados al Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil) acreditan una serie de citas con empresarios, entre ellos con el representante entonces de la empresa Copisa, Xavier Tauler, otra de las figuras claves de la trama, según fuentes consultadas por este periódico.

Según fuentes de la investigación, se pudo comprobar cómo Viloca, además de ostentar el cargo de administrador de la Fundación CatDem, era el tesorero de CDC, y de las fundaciones Fórum Barcelona y Nous Catalans.

Fruto de aquellas entradas y registros, se obtuvo una serie de evidencias, estructuradas en 25 bloques documentales según el atestado de la Guardia Civil entregado en el Juzgado el 6 de octubre de 2015.

«Clara relación ilegal»

De los documentos triturados han podido ser reconstruidos 11 por el Servicio de Criminalística de la Guardia Civil.

«De la documentación incautada en CatDem y CDC, se desprende un especial y anómalo seguimiento por parte de Viloca de las adjudicaciones y licitaciones otorgadas por entidades públicas gobernadas por CDC, tanto a nivel local (Ayuntamientos) y provincial (Diputaciones) como autonómico (GISA), agregan.

Asimismo, se detectaron comunicaciones con ciertos empresarios sobre asuntos relacionados con adjudicaciones, listados de empresas adjudicatarias y donantes, y numerosa documentación de especial interés para la investigación».

Los medios consultados subrayan la «clara relación ilegal con aquellos empresarios y las respectivas adjudicaciones de obras y servicios, consistente en el cobro de comisiones en nombre de CDC». Como prueba de ello, se ha podido establecer el «modus operandi» y su aplicación a varios casos determinados.

Entre la documentación intervenida en el despacho de Viloca en la sede de Convergencia, se encuentra un edicto del Ayuntamiento de Olot relativo a una adjudicación de servicios para la «Gestió dels serveis públics municipals de recollida de deixalles i neteja viaria». Tras el anuncio de licitación de prestación de servicios de recogida de basuras, que tuvo lugar el día 11 de abril de 2011, se suceden determinados hechos relevantes. Específicamente, una reunión entre Viloca y Jordi Durán, de «Urbaser», el día siguiente al anuncio de la licitación de dicho concurso, concretamente el 12 de abril de 2011. Una vez pre-adjudicada la prestación, una nueva reunión entre Viloca y Jordi Durán el día 8 de septiembre de 2011, y al día siguiente, se producía un ingreso de 60.000 euros a la fundación CatDem, con la secuencia final de concretarse la adjudicación mediante acuerdo en pleno municipal y publicación.

En la agenda de Viloca estaban reseñadas, a este respecto, las siguientes citas:

-12 de enero de 2011 «Urbaser. Sr. Jordi Duran».

-9 de febrero de 2011 «Copia: Reunió con Sr. Jordi Duran».

- 2 de abril de 2011 «Jordi Duran (Urbaser)».

- 3 de julio de 2011 «Jordi Duran».

Asimismo, está el caso del grupo Oproler-Soler. En el despacho de Viloca se encontró una copia de una carta, fechada el 28 de septiembre de 2011, procedente de GISA, relativa a una obra que se iba a realizar en Mataró.Tras el anuncio de licitación del concurso, se habrían producido reuniones previas a la adjudicación, e inmediatamente posterior a la misma, entre Viloca y los constructores adjudicatarios de la UTE, por parte del Grupo Soler (Jordi Soler), y por parte de OPROLER, (Sergi Lerma y Josep Manel Basols).

Flujos de dinero

A su vez, se produjeron flujos de dinero en forma de donaciones de una de las empresas adjudicatarias (Grupo Soler), a la Fundación CatDem, si bien previamente al anuncio del concurso, tanto Soler como Lerma se reunieron con Viloca.

En su agenda, figura con fecha 20 de marzo de 2012, a las 10 de la mañana: «La Caixa (Sergio Lerma)», lo que, en opinión de los investigadores, pone de manifiesto poniendo de manifiesto una reunión que tiene previsto concretar Viloca con Sergi Lerma, en una entidad de La Caixa, para una transacción económica.

Adimismo, figuran una serie de citas, entre ellas una el 20 de diciembre de 2012, un día antes del ingreso en l CATDEM de un cheque por importe de 95.000 euros.