Política

La Audiencia abre diligencias por los homenajes a etarras

El Ministerio Público deberá pronunciarse ahora sobre los dos polémicos actos.

El Ministerio Público deberá pronunciarse ahora sobre los dos polémicos actos.

Publicidad

El magistrado de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha abierto diligencias previas por los homenajes a los etarras José Javier Zabaleta, «Baldo», y Javier Ugarte –uno de los secuestradores de Ortega Lara– celebrados el pasado fin de semana en las localidades guipuzcoanas de Hernani y Oñate, respectivamente. El titular del Juzgado de Instrucción número 4 del citado tribunal ha adoptado tras las denuncias interpuestas por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Covite y la Delegación del Gobierno en el País Vasco en los últimos días. En sendas resoluciones, el instructor acuerda dar traslado de las actuaciones a la Fiscalía para que «informe si procede aceptar la competencia» y, en su caso, proponga las «diligencias a practicar» para el esclarecimiento de los hechos.

Con el dictamen del Ministerio Público en la mano, el magistrado decidirá si hay indicios suficientes para investigar los hechos por la posible comisión de un delito de enaltecimiento del terrorismo y de humillación a las víctimas y a sus familias.

Ugarte acumula varias condenas por secuestros y atentados terroristas. Fue condenado a 32 años de cárcel por el secuestro, en 1996, del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, liberado tras 532 días encerrado en un zulo y a 14 años más por otro secuestro, el del industrial Julio Iglesias Zamora en 1993.

Además, Ugarte acumula una condena de 145 años de cárcel por la muerte de dos guardias civiles en un atentado cometido en agosto de 1987 en la carretera de Oñate a Legazpia, y otra más de 26 años por un atentado con bomba-lapa contra un guardia civil que resultó gravemente herido el 13 de mayo de 1985 en Mondragón (Guipúzcoa).

Publicidad

En su denuncia, la Asociación de Víctimas del Terrorismo se refiere al ex miembro de ETA como «uno de los miembros históricos y más sanguinarios de la organización terrorista».

Un día antes que Ugarte fue homenajeado el pasado sábado en Hernani José Javier Zabaleta, quien cumplió 29 años de prisión (ocho de ellos en cárceles francesas) por su participación en un atentado contra un bar de Zarauz en 1980 en el que murieron cinco personas, y por el que fue condenado a cien años de prisión, y en otro perpetrado el 24 de mayo de 1984 en Pamplona con coche-bomba, en el que fue asesinado el capitán de la Guardia Civil Luis Ollo, por el que sumó otra condena a 49 años de cárcel. Del mismo modo, Zabaleta fue condenado a 33 años de prisión por el lanzamiento de granadas contra una comisaría de San Sebastián.

Publicidad

Para las asociaciones de víctimas estos actos no pueden enmarcarse en el derecho de reunión o de manifestación, dado que su único objetivo, denuncian, es exaltar a integrantes de la banda terrorista únicamente por su curriculum delictivo, lo que supone un menosprecio y humillación a las víctimas.

Covite, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, cifra en 331 los actos de enaltecimiento del terrorismo que se han cometido en Navarra y el País Vasco en los últimos tres años. De ellos, la asociación que preside Consuelo Ordóñez ha contabilizado 130 homenajes (17 en lo que va de 2019), 85 pintadas, 39 actos en fiestas populares, 30 manifestaciones a favor de la amnistía de los presos de la banda terrorista, doce «jornadas de lucha» y otras 36 actuaciones de diferente calado, informa Ep.

La mayoría de estos actos, 123, se han celebrado en Guipúzcoa, mientras en Vizcaya se han contabilizado 90, y otros 31 en Álava frente a los 76 en Navarra. Covite ha localizado otra docena en el resto de España o en el extranjero.