La Audiencia aparta del «caso Gürtel» a los magistrados López y Espejel

Los magistrados Enrique López y Concepción Espejel
Los magistrados Enrique López y Concepción Espejel

El pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha decidido hoy apartar a los magistrados Enrique López y Concepción Espejel del tribunal constituido para juzgar el «caso Gürtel», contra esta decisión no cabe recurso.

El Pleno de la Sala de lo penal de la Audiencia Nacional aparta a los magistrados Enrique López y Concepción Espejel del tribunal que juzgará la llamada «Época l» del «caso Gürtel». Así lo acaban de aprobar los 18 magistrados del Pleno.

Una decisión que los jueces han adoptado tras escuchar esta mañana los argumentos de los dos ponentes, Ramón Sáez y Clara Bayarri. Ambos han informado a favor de aceptar las recusaciones. Así pues el tribunal que juzgará la pieza «Época l» de Gürtel estará integrado por Ángel Hurtado, como ponente, Julio de Diego y José Ricardo de Prada. Contra el acuerdo adoptado hoy por el Pleno no cabe recurso alguno.

Hay que recordar que tanto Concepción Espejel, presidenta de la sección segunda de la Sala Penal de la Audiencia Nacional, como Enrique López, magistrado de la misma, se opusieron desde el principio a las recusaciones presentadas, entre otros por Izquierda Unidad y PSOE.

¿Base legal?

En sus escritos, tanto Espejel como López sostienen que no hay base legal para apartarse del conocimiento y enjuiciamiento de la citada causa. Ambos insisten, en líneas generales, en los mismos argumentos para rechazar las recusaciones relativas a la pieza central de «Gürtel». Así, Enrique López negó que tuviese ningún interés, ya sea directo o indirecto en la causa, y, como sostuvo en la primera recusación, tampoco tenía más interés que cumplir con su obligación personal en las causas que por reparto le ha tocado formar parte del tribunal que debe juzgarlas. Su conclusión fue que no hay ninguna base legal para apartarse del mencionado procedimiento.

Por su parte, Concepción Espejel también reiteraba como argumentos centrales los que ya expuso para oponerse a la primera recusación, tanto en lo que se refería a su relación con María Dolores de Cospedal, ex presidenta de Castilla-La Mancha –con la que asegura que no mantiene una relación que se pueda calificar de «amistad íntima»–, ni en lo que se refería al hecho de que fuese propuesta por el PP para vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). En este punto, y en lo relativo al PP, Espejel sosenía, según las fuentes consultadas, que su nombramiento lo fue por el Senado, respetando lo estipulado tanto por la Constitución como por la Ley Orgánica del Poder Judicial en lo que se refiere al procedimiento de propuesta de vocales para el Consejo.

En relación con los posibles intereses que puede tener para que el PP no sea condenado, Espejel ya expresó que nunca participó en ningún acto de esta formación política o de la Fundación FAES, ni tiene relación alguna con los imputados. Algunas de las acusaciones señalaron en sus escritos que tanto Espejel como López deben estar muy «agradecidos» a «su organización política afín», lo que es negado por ambos.