La madre del cabo fallecido en Líbano reclama investigar a los culpables

Compañeros del cabo Francisco Javier Soria Toledo, fallecido en el Líbano, portan el féretro con sus restos mortales a su llegada al aeropuerto de Córdoba, el 29 de enero
Compañeros del cabo Francisco Javier Soria Toledo, fallecido en el Líbano, portan el féretro con sus restos mortales a su llegada al aeropuerto de Córdoba, el 29 de enero

Qué pasó, por qué pasó y quiénes son los culpables. Esas son las tres cuestiones sobre las que Margarita Toledo, madre de Francisco Javier Soria, el cabo español fallecido en Líbano por fuego israelí a finales de enero en el marco de una misión de Naciones Unidas (UNIFIL), reclama respuestas al Gobierno para esclarecer los hechos. La progenitora del militar ha denunciado hoy la escasa celeridad de la investigación judicial, que ha sido remitido a la Audiencia Nacional desde la Justicia militar.

La madre ha criticado el escaso apoyo que ha dado el Gobierno a la familia desde que tuviese lugar la tragedia el 28 de enero y ha asegurado que el Ministerio de Defensa no se ha puesto en contacto con ella en ningún momento. Margarita Toledo ha lamentado que casi cinco meses después de la muerte de su hijo «no sabemos absolutamente nada, ni tenemos noticias de nada». Entiende que se ha actuado a nivel judicial con excesiva parsimonia, puesto que el Juzgado Militar que se encargó de efectuar las diligencias previas ha tardado mes y medio en emitir el informe con el que se desmarca del caso y lo deja en manos de la Audiencia Nacional.

Según Mariano Casado, secretario general de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), que ha acompañado a la madre del cabo Soria en rueda de prensa, «éste es un tema que no puede quedar cerrado con una tema meramente económico», en referencia a la indemnización que el Gobierno israelí se comprometió a pagar a la viuda y sobre la que no han trascendido más datos hasta el momento. «Los militares que mueren por nosotros deben tener un tratamiento más digno», ha zanjado Casado.

La madre de Soria ha afirmado que la nula comunicación con el Gobierno es tal que va conociendo las novedades del caso por las informaciones de los medios de comunicación. «Mi marido se enteró de la muerte de mi hijo por televisión», ha asegurado Margarita en la sede de la AUME, asociación que está personada en el caso. Margarita Toledo ha cargado especialmente sobre el ministro de Defensa, Pedro Morenés, puesto que ve inaceptable que este calificase de «éxito» que Israel aceptase indemnizar a la familia, dejando de lado investigar a los culpables. «La muerte traumática de una persona no puede dejar de ser investigada judicialmente. La verdad sobre estos hechos no puede ser militar, ni parlamentaria, sino únicamente judicial», ha sentenciado el secretario general de la asociación de militares.

El cabo Soria murió a causa de un impacto de un proyectil de artillería israelí de 155 milímetros durante un fuego cruzado con la milicia chií Hezbolá. Los militares de Israel cometieron «varios errores» y arremetieron «sin ningún tipo de intencionalidad» contra los cascos azules, según señaló Morenés en abril.