Actualidad

La UDEF concluye que se «inflaron facturas» en la Diputación de Besteiro

La jueza ve sobrecostes por contratar a personajes públicos sólo para saludar en las rutas turísticas

La jueza ve sobrecostes por contratar a personajes públicos sólo para saludar en las rutas turísticas

Publicidad

La Diputación de Lugo, en los años en que el ex líder de los socialistas gallegos José Ramón Gómez Besteiro estaba al frente de esa institución, puso en marcha el denominado «Programa kilómetro 0», destinado a fomentar el turismo en la provincia. Para su desarrollo contaba con una financiación del 70 por ciento de fondos europeos. Ese programa se puso en marcha en septiembre de 2008 por iniciativa de la presidencia de la Diputación, «sin acuerdo plenario y sin regirse tal programa por norma alguna, ya que el único documento que la Diputación de Lugo presentó como norma» fue la «Memoria del “Programa kilómetro 0”», realizada por Fernández Pulpeiro, entonces jefe del Servicio de Protocolo, al inicio del mismo.

Pero, además, la investigación abierta por la jueza Pilar Lara en el procedimiento conocido como «operación Pulpo», ha sacado a luz no pocas irregularidades cometidos en el desarrollo del mencionado programa. Desde la adjudicación de contratos de transporte al mismo empresario, tal como adelantaba ayer LA RAZÓN, hasta algo que puede resultar incluso más grave: la emisión de facturas por un importe superior a los gastos reales derivados de la prestación del servicio. Esta circunstancia la puso de manifiesto en un auto de julio del pasado año, en el que señalaba que en esos momentos existían ya indicios de que Juan Carlos Fernández Pulperio, hombre de plena confianza de Besteiro dentro de la Diputación y encargado del Servicio de Relaciones Institucionales, que englobaría la «unidad km 0», así como la Unidad de Protocolo y la de Atención al Ciudadano, «estaría utilizando indebidamente los fondos asignados al “Programa Lugo”, que tiene su origen en subvenciones de la Unión Europea».

Además, resalta la instructora en esa resolución, resultaría que en el mencionado programa «Kilómetro 0», dependiente de Fernández Pulpeiro, «se estarían emitiendo facturas por importe superior a los gastos reales abonados, en connivencia con los proveedores».

En esa la investigación sobre el mencionado programa de desarrollo turístico de Lugo existen otros «puntos oscuros, como el hecho de que se dejase «a consideración de los proveedores de servicio de las rutas del km 0 el cobro de las cantidades que arbitrariamente estableciesen para el caso de no asistencia de todos los visitantes inicialmente previstos a la ruta, la celebración sin control alguno aparente o con la aquiescencia de los superiores de Fernández Pulpeiro de comidas» con cargo a los fondos de los que se nutría el “Programa km 0”».

Publicidad

Junto a ello, destaca la instructora de este procedimiento, se habrían producido unos sobrecostes, derivados de la incorporación en el último momento, de personajes públicos, «con el único fin de, en teoría, publicitar la ruta de un modo que no se ha acreditado, no pudiendo entenderse», a juicio de la magistrada, «el hecho de que un personaje público de perfil medio, conocido en el ámbito local, se presentase e las actividades de Km 0 con el único fin de saludar a los asistentes, cobrando por ello».

Publicidad