Otros retiros de la vida pública en las casa reales europeas

El Duque de Edimburgo, la reina Juliana de Holanda o el príncipe Enrique de Dinamarca dejaron de participar en las agendas de sus correspondientes casas reales

Duque de Edimburgo
Duque de Edimburgo

El Duque de Edimburgo, la reina Juliana de Holanda o el príncipe Enrique de Dinamarca dejaron de participar en las agendas de sus correspondientes casas reales

El Rey Juan Carlos ha anunciado que se retira de la vida pública, a sus 81 años de edad, a partir del 2 de junio. La Casa Real ha informado en un comunicado que Don Juan Carlos cesa su actividad de representar a la Corona en actos públicos. No es habitual que un integrante de una casa real tome este tipo de decisiones. Durante los últimos años sí que se ha visto diversas abdicaciones de algunos de los reyes de diferentes monarquías europeas pero la decisión de retirarse de la vida pública es muy poco habitual. El caso más parecido al de Don Juan Carlos es el del Felipe de Edimburgo.

A pesar de no ostentar la condición de rey, a pesar de estar casado con la Reina Isabel II, a diferencia de lo que sucede en España con los casos de la Reina Letizia y la Reina Sofía, el Duque de Edimburgo decidió en mayo de 2017 retirarse de la vida pública cuando tenía 96 años. En 2011, cuando tenía 90 años, redujo considerablemente su agenda hasta que tomó la decisión, 6 años más tarde, de dar un paso atrás en la labor de representar a la corona británica en actos oficiales. Sin embargo, la Reina Isabel II ahí sigue, ejerciendo el máximo cargo en la monarquía británica desde el año 1952 con gran vitalidad a sus 93 años y sin atisbo de que cese su actividad.

A este caso se le añaden el de la reina Juliana de Holanda que anunció en febrero de 1999 que se retiraba de la vida pública cuando estaba a punto de cumplir 90 años. Juliana, madre de la reina Beatriz que abdicó en enero 2013, aseguró en una carta que abandonaba todas las obligaciones oficiales "ya que a mi edad, las apariciones públicas son exigencias demasiado grandes". A este se suma el del príncipe Enrique de Dinamarca, esposo de la reina Margarita, dejó el 1 de enero de 2016, cuando contaba con 81 años, de ejercer sus obligaciones oficiales como consorte para permanecer en un segundo plano.

El 19 de junio de 2014 Don Juan Carlos abdicó como Rey de España y pasó a tener la condición de rey emérito. Este suceso fue posterior a las abdicaciones de la reina Beatriz de Holanda y la del rey Alberto de Bélgica, en enero y julio de 2013, cuando tenían 75 y 79 años respectivamente. A diferencia de la decisión tomada por Don Juan Carlos, estas dos personalidades sí que siguen participando en sendas agendas de sus correspondientes casas reales.

Existen un total de diez monarquías en Europa (Dinamarca, España, Holanda, Reino Unido, Suecia, Bélgica, Liechtenstein, Luxemburgo, Mónaco y Noruega) y las que más tiempo llevan con el mismo rey en el cargo son Inglaterra, con la Reina Isabel II que lleva 67 años en el trono, Dinamarca, que lleva 47 años bajo el reinado de Margarita II, y Suecia, donde Carlos XVI Gustavo lleva 45 años al frente de la monarquía del país.