Las otras víctimas también reclaman que haya Justicia

La Razón
La RazónLa Razón

MADRID- Fueron decenas de miles los que se congregaron ayer para lanzar un mensaje claro: las víctimas no están solas. Entre ellos se encontraban algunos de los perjudicados por las acciones de otros criminales condenados por delitos igualmente graves (asesinato, violación, pederastia, tortura, etc.), que también aprovecharon la jornada de unidad para hacerse oír.

Antonio del Castillo, el padre de Marta del Castillo, acudió desde Sevilla para subrayar que «la decisión de Estrasburgo nos afecta a todos los españoles porque, en cierta medida, todos hemos sido víctimas del terrorismo». Además, quiso recordar que «la doctrina Parot no solamente afecta a terroristas», sino que «estamos viendo que muchos delincuentes a los que se les aplica van a salir a la calle». Justo antes de dar comienzo el «acto de justicia», subieron al escenario María del Mar Bermúdez y Rosa Folch. La primera, madre de Sandra Palo, puso de manifiesto su desacuerdo «con lo que han hecho» porque «a nosotros también nos puede ocurrir», pues «tenemos un asesino que está en la cárcel y se puede acoger perfectamente a esta sentencia». Rosa Folch, la madre de Desirée Hernández, una de las jóvenes violadas y asesinadas en Alcásser, dijo sentirse «víctima de verdad» y no ocultó su desesperación: «Yo no puedo; es como si hubiera revivido ahora lo que le pasó en su día a mi hija». Por su parte, Juan José Cortés, el padre de la niña Mari Luz, afirmó que se siente «una víctima más» aunque no pudo estar presente y expresó su deseo de que «nadie alce ninguna voz a favor de estos criminales».

«REPULSA» EN VALLADOLID POR LA POSIBLE EXCARCELACIÓN DE TEJERO

Cerca de un millar de personas se manifestaron ayer en Villalón de Campos (Valladolid) contra el fallo del TEDH que podría permitir la excarcelación de Valentín Tejero, autor de la violación y muerte de la niña Olga Sangrador, de 9 años, en 1992. Fue condenado a 50 años de prisión por la Audiencia de Valladolid, y podría salir de la cárcel donde debe estar hasta 2025 tras la última sentencia emitida en marzo por el Tribunal Supremo. La manifestación, a la que asistieron cargos del PP y los padres de la niña, fue organizada por sus amigas y vecinas, una de ellas leyó un manifiesto para expresar el «dolor eterno y la repulsa por la posible revisión del caso y puesta en libertad del asesino». El alcalde de Villalón de Campos, Javier González Trapote (PSOE), aseguró que el asesino no está en condiciones de reinsertarse, ya que «no ha mostrado el más mínimo arrepentimiento por lo que hizo», apostilló el regidor.