Las pautas de la ANC a los funcionarios para desobedecer el 155

La Asamblea Nacional Catalana publica en su web una serie de «recomendaciones legales» ante «los cambios políticos que se avecinan»

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha colgado en su web una serie de «recomendaciones legales» para los funcionarios ante «los cambios políticos que se avecinan», o lo que es lo mismo, ante la aplicación de las medidas previstas en el artículo 155.

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha colgado en su web una serie de «recomendaciones legales» para los funcionarios ante «los cambios políticos que se avecinan», o lo que es lo mismo, ante la aplicación de las medidas previstas en el artículo 155.

Bajo el título de «Reflexión jurídica general» asegura que la aplicación de este artículo "permite adoptar las medidas necesarias para que la Comunidad Autónoma cumpla forzosamente sus obligaciones», sin embargo, dejan claro que esta situación no puede suponer la «supresión o reducción de los derechos fundamentales de los ciudadanos, ni mucho menos pueden conllevar la derogación directa o indirecta de las leyes".

La ANC asegura que las medidas propuestas, que afectan a la totalidad del Gobierno de la Generalitat, suponen un grave atentado al principio de democracia. Insiste en que "las medidas impulsadas por el Gobierno del Estado atentan gravemente contra los derechos fundamentales de los catalanes, y suponen la derogación o inaplicación de parte del Estado de autonomía de Cataluña, sin apoyo legal ni jurídico para hacerlo".

Tras desgranar los artículos del Estatut que chocan con el 155, se dirige directamente a los funcionarios: "La obligación de los funcionarios y autoridades de cumplir la ley no ampara obedecer órdenes claramente contrarias a la legalidad vigente, que se desprende de los tratados de la UE, de la Constitución española, del Estatuto de autonomía y el resto de normativa. La obligación de los funcionarios de cumplir la ley implica que los funcionarios no deben cumplir las instrucciones que alguien pueda dar amparándose en estas medidas del artículo 155 propuestas por el Gobierno del Estado, desde el momento que son medidas claramente contrarias al ordenamiento jurídico".

Así, la ANC habla de dos escenarios posibles a partir de la aplicación del 155:

1- "Que la República Catalana pueda oponerse de manera efectiva. Los funcionarios son llamados a sostener el gobierno y el parlamento legítimos".

2- «Que la violencia policial y militar española se imponga en primera instancia, parcial o totalmente. Haremos resistencia pasiva también desde la misma administración, ante una autoridad no electa, ilegítima, que pretende dar instrucciones que contradicen los fundamentos del estado de derecho y persiguen los derechos fundamentales de la ciudadanía a la que nos debemos".