López: «Por mucho que digan algunos, habrá una papeleta con mi nombre»

Asegura que «no se trata de buscar culpables, de señalar con el dedo al más malo, ni de buscar a los más responsables», porque, a su juicio, «todos» lo son

El aspirante a secretario general del PSOE, Patxi López, durante su intervención en un encuentro con militantes socialistas celebrado en San Sebastián.

El aspirante a secretario general del PSOE Patxi López ha apelado hoy a la "necesaria unidad"del partido y ha confirmado que seguirá hasta el final en el proceso de primarias en las que habrá una "papeleta"con su nombre.

El candidato a la secretaría general del PSOE, Patxi López, ha afirmado este domingo que, "por mucho que digan algunos, el día de las primarias habrá una papeleta que ponga Patxi López". Además, ha pedido ayuda a los socialistas vascos en esta "gran batalla"para "salvar al PSOE"logrando la "unidad"del partido.

López se ha referido en estos términos en un encuentro con unos 500 militantes socialistas en San Sebastián, después de que el diputado socialista Odón Elorza haya señalado que habría que "estudiar"una candidatura conjunta entre López y Pedro Sánchez.

A la cita, la primera de la campaña de López a las primarias en Gipuzkoa, han acudido dirigentes del partido en el territorio histórico, como su secretario general Iñaki Arriola, los diputados forales Denis Itxaso, Marisol Garmendia y José Ignacio Asensio y el portavoz socialista en el Ayuntamiento donostiarra, Ernesto Gasco, entre otros, así como la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia.

El candidato socialista se ha mostrado "más animado y más convencido del proyecto"que defiende que hace dos meses, cuando decidió presentarse, porque "lo que necesitamos es unirnos en torno a un proyecto de Socialismo exigente. "Hemos vivido tiempos de división y de enfrentamiento entre socialistas, cuyos efectos todavía se sienten en muchas agrupaciones y tenemos que decir: se acabó", ha sostenido.

Para López, "no se trata de buscar culpables, de señalar con el dedo al más malo, ni de buscar a los más responsables", porque, a su juicio, "todos"lo son, sino de "cerrar una etapa y poner los medios para impedir que vuelva a suceder". "Se trata de evitar un choque de trenes que nos lleve al desastre", ha subrayado.

En este sentido, ha destacado lo "trascendental"de este momento para su partido, ya que se puede "dejar atrás, definitivamente, el tiempo de división". "Es la hora de decidir entre todos y todas que orientación damos a nuestro partido", ha defendido.

Tras abogar por "abrir"el PSOE "física y mentalmente"y "recuperar los debates, reavivar los procesos internos, abrirnos a nuevas ideas", el candidato a las primarias ha enfatizado la necesidad de "volver a unirnos"para "volver a transitar juntos por las vías del socialismo".