Política

“Los CDR en prisión tenían la estructura clásica de un grupo terrorista”

El abogado Fuster Fabra, que ejerce la acusación en representación de Acvot, dice que la organización “era embrionaria, pero eso no quiere decir que no fuese peligrosa”

El letrado, que ejerce la acusación popular en la causa, dice que la organización “era embrionaria, pero eso no quiere decir que no fuese peligrosa”

Publicidad

El abogado José María Fuster Fabra ejerce la acusación popular en representación de Acvot -la asociación catalana de víctimas- en la causa en la que se investiga a la facción más violenta de los Comités de Defensa de la República (CDR). El veterano letrado, curtido en decenas de causas contra ETA y el terrorismo yihadista en los últimos treinta años, no ve “ningún atisbo de vulneración de derechos humanos” de los miembros de los CDR en prisión y se pregunta “qué hubiera pasado” durante la semana de violencia en Barcelona por la sentencia del “procés” si hubiera estado operativo “un grupo terrorista como el desarticulado por la Guardia Civil, por embrionario que fuese”.

-Los datos de la investigación que han trascendido, ¿cree que ratifican la naturaleza terrorista de la actuación de los CDR en prisión?

-Estamos ante una organización que era embrionaria, pero eso no quiere decir que no fuese peligrosa, pues tenía tendencia a convertirse en estable y su estructura era la clásica de los grupos terroristas, con división entre el grupo operativo, el logístico e informativo y el de agitación.

-Alguno de los detenidos aseguró al juez que las acciones que planeaban con explosivos eran solo para “hacer ruido”.

Publicidad

-Las consecuencias de esos explosivos son públicas y notorias. Cuando se provoca una deflagración es imposible prever las consecuencias. Basta recordar las explosiones de ETA que han causado víctimas civiles que pasaban por ahí. Desde luego no era solo para meter ruido. Quien pretende ejecutar acciones terroristas es un terrorista.

-¿Qué lectura hace de los cortes de carretera de estas últimas horas por parte de los CDR?

Publicidad

-Hay que distinguir porque no es comparable. Al igual que no todos los salafistas son yihadistas pero todos los yihadistas son salafistas, no todos los CDR están dispuestos a dar el paso a la violencia, pero lo cierto es que estos grupos violentos de respuesta táctica nacen en el seno de los CDR. Hay que dejar claro que no todos los CDR son terroristas, pero sí quienes amparan, protegen y jalean esas acciones violentas. Es un pasado que ya hemos vivido con ETA.

-¿Qué credibilidad le da a las denuncias de sus defensas sobre supuestas vulneraciones de derechos humanos?

-Esa historia ya la hemos oído en los casos de ETA y de yihadismo. En el primer caso de terrorismo que asumí en 1981 ya tuve la oportunidad de escuchar denuncias similares, que son recurrentes. No veo ni el más mínimo atisbo de vulneración de derechos fundamentales.

-¿Los CDR en prisión eran realmente un peligro para la seguridad?

-Yo me pregunto qué hubiera pasado esa semana terrible en Barcelona si hubiera estado operativo un grupo terrorista como el desarticulado en la “operación Judas”, por embrionario que fuera. Habrían podido actuar de forma violenta amparados por la masa. Gracias a la operación de la Guardia Civil se evitaron males mayores.