Los empresarios que donaron el yate «Fortuna» al Rey piden su devolución

El Consejo de Ministros debe decidir tras la renuncia de Don Juan Carlos

El actual «Fortuna» fue regalado a Don Juan Carlos en el año 2000
El actual «Fortuna» fue regalado a Don Juan Carlos en el año 2000

MADRID-El destinatario del «regalo» era el Rey. Cuando en el año 2000, la Fundación Turística y Cultural de Baleares donó a Patrimonio el barco «Fortuna», se especificó que la decisión de donar la embarcación era «para uso y disfrute de Su Majestad el Rey y de los miembros de la Real Familia». Así las cosas, tras conocerse la semana pasada que la Familia renuncia a su uso, el grupo empresarial solicitó ayer su devolución, informó Ep, a través de una carta firmada por la presidenta de la Fundación, Carmen Matutes, y dirigida al presidente del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional, José Rodríguez-Spiteri.

El día 17 de este mes, la Casa Real dio la noticia de que el Rey había pedido, a través del jefe de la Institución, Rafael Spottorno, que Patrimonio iniciase los trámites para «la desafectación del barco». El Consejo de Administración del organismo aprobó la semana pasada la petición por unanimidad, y ahora el Ministerio de la Presidencia, del que depende Patrimonio Nacional, y el departamento que dirige Soraya Sáenz de Santamaría presentará a su vez esta decisión al Consejo de Ministros, que resolverá en última instancia. Fuentes cercanas a la Casa informaron de que la decisión del Rey responde al plan de austeridad que la Institución puso en marcha en 2011, y el escaso uso que la Familia Real ha hecho del barco en los últimos años explican la decisión del Rey.

El Monarca recibió el «Fortuna» como regalo de un grupo de empresarios mallorquines en el año 2000, para sustituir al anterior «Fortuna» que Don Juan Carlos había recibido también como obsequio del Rey de Arabia Saudí a finales de los años 70. Hubo un primer «Fortuna», con el que el entonces Príncipe de España compitió en unos Juegos Olímpicos de Múnich de 1972 y que acabó siendo donado al Museo Olímpico de Barcelona.

Construido por los astilleros de Izar en San Fernando (Cádiz), el yate del que ahora se desprende tiene una cubierta principal con un salón noble, un comedor, una cocina y un gran puente de mando. En el piso inferior, tiene cuatro camarotes, dos reservados para el Rey y sus invitados, que ocupan toda la manga, y otros dos a ambas bandas del pasio central. Según fuentes de la Casa Real, en 2012 el Rey sólo navegó con el «Fortuna» una sola vez, el 13 de agosto. Ese día, el Monarca almorzó en alta mar con la tripulación del barco.

65.000 euros por el catering aéreo del Rey y Rajoy

El Ministerio de Defensa ha decidido ahorrarse 256.250 euros por el catering del 45 Grupo de las Fuerzas Aéreas –a disposición del Rey, el presidente y los ministros– al dejar de lado su primera opción, valorada en 321.250 euros, y contratar a otra empresa a la que pagará 65.000 euros hasta julio de 2014. El anterior menú presupuestaba hasta 250 euros por el kilo de jamón ibérico o 120 euros por el kilo de lomo de igual categoría.