Los «Jordis» pasan juntos la primera noche en una celda

Podrían compartir el módulo «Can Barça» con Jordi Pujol Ferrusola y con Rosell.

Momento en que la furgoneta de la Guardia Civil entra en la cárcel
Momento en que la furgoneta de la Guardia Civil entra en la cárcel

Podrían compartir el módulo «Can Barça» con Jordi Pujol Ferrusola y con Rosell.

Los dirigentes separatistas de Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez, y de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, pasaron su primera noche en la cárcel madrileña de Soto del Real en la misma celda del módulo de ingresos, según han informado a LA RAZÓN fuentes penitenciarias. Junto a ellos había otros 10 internos en el mismo módulo, en distintas celdas, que como los «Jordis» habían entrado el pasado lunes en el referido centro penitenciario.

A lo largo del día de ayer (se esperaba que anoche se les asignara una celda en alguno de los módulos) se les realizaron todos los trámites previstos en estos casos, desde el examen médico a la entrevista con el psicólogo, el asistente social, etcétera.

En ningún caso se apreció nada anormal y no se les aplicó el protocolo antisuicidios, que consiste en que estén permanentemente acompañados por un preso de confianza para evitar que puedan lesionarse. O, incluso, quitarse la vida. Asimismo, según las citadas fuentes, se mostraron tranquilos en todo momento y ayer por la mañana recibieron la visita de sus abogados a través de los que lanzaron mensajes a sus seguidores.

A la hora de cerrar esta edición, se desconocía si la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, como ha hecho en otros casos de presos «vip», opte por separarlos en celdas y módulos distintos. Se considera poco probable que puedan coincidir en el módulo en el que se encuentra el ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, que en su día militó en el Partido Popular.

Sí podría ocurrir que fueran al módulo en el que se encuentra Jordi Pujol Ferrusola (que no ha podido reunir aún la fianza que se le exige para salir de prisión y que le fue impuesta por la Audiencia Nacional a finales de junio). Está en el número 4, al igual que el ex presidente del Barcelona Sandro Rosell. Los internos no tardaron en darle nombre a dicho módulo: «Can Barça» o «La Masía».

Es poco probable, aunque no se puede descartar ninguna hipótesis, que ingresen en el módulo 1, en el que se encuentran los presos de más edad y los que mejor se han adaptado a la vida penitenciaria. No es el caso de los «Jordis» que, aunque han querido transmitir mensajes de no violencia a través de sus letrados, acaban de ingresar en prisión.

Por los demás, estos dirigentes separatistas gozarán de los mismos derechos y deberes que el resto de los reclusos. En su momento, podrán adquirir un televisor por un precio de 270 euros.