Los Mossos desmienten el supuesto espionaje a Albiol y Millo

La unidad de inteligencia de los Mossos utilizó doble identidad para los seguimientos, según algunas informaciones

Xavier García Albiol y Enric Millo
Xavier García Albiol y Enric Millo

Los Mossos d'Esquadra han desmentido que sus agentes hayan espiado a políticos y altos cargos catalanes como el líder del PP catalán, Xabier García Albiol, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo.

Los Mossos d'Esquadra han desmentido hoy de forma rotunda que hayan espiado a políticos y han afirmado que estas acusaciones no están probadas.

"No es cierto que los Mossos hayan espiado a políticos", ha asegurado a Efe una portavoz del cuerpo de la policía autonómica, para negar que el líder del PP catalán, Xabier García Albiol, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, fueran algunos de los políticos a los que supuestamente una unidad de inteligencia de los Mossos d'Esquadra hizo seguimientos.

Por su parte, el Ministerio del Interior ha asegurado que no tiene constancia de que los Mossos hayan hecho seguimientos a políticos, según han indicado a Efe fuentes oficiales de ese departamento.

Las fuentes han añadido que el informe de la Policía sobre la documentación incautada a los Mossos aún no está terminado y que, cuando lo esté, los investigadores lo entregarán "directamente"a la autoridad judicial.

El informe al que aluden las fuentes es el que está realizando la Policía sobre los documentos que le fueron incautados el pasado 26 de octubre -un día antes de la declaración unilateral de independencia (DUI)- a los Mossos cuando los intentaban quemar en una incineradora.

En esa documentación, según han informado a Efe fuentes de la investigación, hay pruebas de seguimientos a políticos como Albiol y Millo.

Los agentes que hicieron estas labores pertenecían a la Unidad Central de Respuesta Operativa (UCRO), una unidad "muy selecta"que se integra en la Comisaría de información de los Mossos d'Esquadra, han indicado las mismas fuentes, que han explicado que para ello usaron una doble identidad, con nombres ficticios y DNI falsos, algo habitual para realizar labores de información.

La Policía Nacional ha hallado pruebas de estos seguimientos de los documentos que le fueron incautados el pasado 26 de octubre -un día antes de la Declaración Unilateral de Independencia (DUI)- a los Mossos cuando los intentaban quemar en una incineradora.

Los documentos demostrarían que los agentes del cuerpo autonómico realizaron seguimientos a dirigentes del PP en Cataluña y les vinculan con labores de protección del referéndum del 1-O, pese a que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) les ordenó impedir la votación.

Entre esa documentación que pretendían destruir, la Policía Nacional también halló archivos relacionados con la extinta agencia de detectives Método 3, que elaboró centenares de informes sobre los principales personajes de la vida política, económica y social de Cataluña a petición de sus clientes.

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que instruye la parte del caso que afecta a los Mossos y otros "colaboradores"del procés en la que está imputado el exjefe de esta policía autonómica Josep Lluis Trapero, está esperando el informe policial que detalle el contenido de las cajas llenas de dichos documentos.

El Partido Popular ya ha asegurado que pedirá que se investigue “quién encargó” el “seguimiento” mientras que la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo a este respecto que “hay investigaciones judiciales abiertas”.

La vicesecretaria general de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, se refirió así a las informaciones periodísticas que aseguran que la unidad de inteligencia de los Mossos d’Esquadra habría estado espiando a adversarios políticos.

Levy se preguntó con qué finalidad se ha espiado a estos dos dirigentes políticos del PP y quién dio esas órdenes. Asimismo, exigió conocer quién ha ordenado este supuesto espionaje. “El PP investigará si los Mossos han espiado, ver quién encargo ese seguimiento, con qué finalidad y cómo se hizo. Se pedirán explicaciones”, aseguró.

Tras comparecer en la Comisión de Secretos Oficiales, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría, fue preguntada por este tema y se limitó a decir que “de esos asuntos hay investigaciones judiciales abiertas y será a los jueces a los que les corresponda investigarlo”, refiriéndose al caso judicial sobre el 1-O.