Malestar en el PP con Álvarez de Toledo por decir que son «anticatalanes»

La candidata pidió perdón por abandonar a los constitucionalistas en Cataluña

“Estoy muy orgulloso de los logros conseguidos y no considero que tenga que pedir perdón. Nunca me arrepentiré de afiliarme hace 28 años», Xavier García Albiol
“Estoy muy orgulloso de los logros conseguidos y no considero que tenga que pedir perdón. Nunca me arrepentiré de afiliarme hace 28 años», Xavier García Albiol

La designación de Cayetana Álvarez de Toledo como candidata por Barcelona en las pasadas elecciones generales no gustó en el tradicional PP catalán. Pablo Casado prescindía de nombres importantes para su predecesor en la presidencia del partido, Mariano Rajoy, como la ex ministra Dolors Montserrat. Durante la campaña ya tuvo encontronazos con miembros históricos del partido pero nada como el sábado pasado. Álvarez de Toledo pedía perdón en un acto de campaña, por «haber dejado desamparados» a los «constitucionalistas» en Cataluña. Algunos de los presentes se revolvieron en sus asientos. Los ausentes vertieron ríos de tinta en WhatsApp.

Poco después del acto, el líder del PP en la Diputación de Barcelona y ex alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, visiblemente molesto, destacó que su formación había logrado «grandes gestas» en Cataluña. Reconoció que su formación también había cometido «errores» en los últimos años, pero negó que tenga que «pedir perdón» por su gestión frente al nacionalismo en Cataluña. «Estoy muy orgulloso de los logros conseguidos y no considero que tenga que pedir perdón por nada», señaló Albiol, quien recalcó que no puede «arrepentirse de la defensa de aquellos ideales», como «su amor por Cataluña y España», que lo llevaron a afiliarse al PP 28 años atrás. A su juicio, las gestas y errores de los populares son de responsabilidad compartida entre todos, lo que incluye a Alejandro Fernández, portavoz parlamentario del partido y presente en el acto junto a Álvarez de Toledo.

El ex presidente del PP catalán e histórico concejal en Barcelona, Alberto Fernández, preguntado por El Español, recordó que en el año 2000 el PP obtuvo doce diputados y once en 2011. «¿Tenemos que pedir perdón por eso? En mi opinión, no», en alusión al único diputado con el que el PP cuenta en Cataluña. En la pasada campaña electoral, Álvarez de Toledo llegó a afirmar que el «procés» era una suerte de proyecto de extranjería, por lo que el hecho de no hablar catalán daba «más sentido» a su candidatura. Otro de los históricos del partido, el eurodiputado Santi Fisas le contestaba vía Twitter: «Decir que no hablar catalán da más sentido a tu candidatura es un desprecio a Cataluña y a la lengua catalana».