Margallo aboga por buscar diálogo entre Gobierno y Generalitat

El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, dijo hoy que al Gobierno y a la Generalitat les interesa que Cataluña y los catalanes «no sufran un accidente que tendría consecuencias irreversibles».

El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, dijo hoy que al Gobierno y a la Generalitat les interesa que Cataluña y los catalanes "no sufran un accidente que tendría consecuencias irreversibles"y abogó por "buscar el diálogo de lo que es posible", es decir dentro de la ley.

García-Margallo hizo estas declaraciones a los periodistas en Kuala Lumpur, en el marco de la gira que realiza por varios países del sudeste asiático, después de que este miércoles se conociera la sentencia del Tribunal Constitucional que anula por unanimidad la declaración aprobada por el Parlament en enero de 2013 que definía a Cataluña como "sujeto jurídico y político soberano".

El ministro se refirió hoy a este asunto al ser preguntado por la sentencia del Constitucional y si cree que Cataluña debería sacar consecuencias después de que ayer la Asamblea General de la ONU aprobara una resolución que apoya la integridad territorial de Ucrania, destaca que el referéndum de Crimea "no es válido"y llama a resolver pacíficamente la crisis desatada tras su anexión a Rusia.

García-Margallo se refirió a las diferencias entre Crimea y Cataluña desde el punto de vista geográfico, histórico y étnico e insistió en que la similitud existente entre el referéndum de esa península ucraniana y la consulta catalana es que ambos son contrarios a la Constitución y no tienen consecuencias jurídicas a efectos internacionales.

"Esta resolución, que también figura en las conclusiones del último Consejo Europeo, es válida para cualquier tipo de referéndum que sea contrario o no amparado por la Constitución de un país", subrayó el jefe de la diplomacia española.

Preguntado de nuevo sobre si Cataluña debería tomar nota y obrar en consecuencia, García-Margallo apuntó que la resolución de la ONU y la posición de la Unión Europea es clara. "Se puede negar la realidad, pero la realidad es la que es", dijo.

"Al Gobierno de España y a la Generalitat nos interesa que Cataluña y los catalanes no sufran en absoluto un accidente que tendría consecuencias irreversibles", destacó el ministro.

Partiendo de la base de esa resolución de la ONU y de la sentencia del Tribunal Constitucional, "sería bueno que intentásemos buscar el diálogo dentro de lo que es posible", subrayó.

"El eslogan del 68 -Ser realista, pide lo imposible- está bien para ponerlo en una pared pero no para hacer política", añadió.