Margallo dice que pondrá la bandera de España en Gibraltar y Picardo contesta que «ni en 4.000 años»

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, aseguró que «José -en referencia a Margallo- jamás pondrá la mano» en el Peñón.

El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo
El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, aseguró que «José -en referencia a Margallo- jamás pondrá la mano» en el Peñón..

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, se ha mostrado convencido este miércoles de que las autoridades de Gibraltar comenzarán a partir de marzo del próximo año a negociar el acuerdo de cosoberanía planteado por España una vez que se notifique la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

El jefe de la diplomacia española ha respondido a la rotunda negativa a negociar expresada por el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, durante la Cuarta Comisión de la Asamblea General de Naciones Unidas dedicada a temas de descolonización y en la que aseguró que España nunca pondría la mano en el Peñón. "`De ninguna manera, José! -en referencia a García-Margallo- jamás pondrá la mano en el Peñón", dijo el gibraltareño.

"La mano no, pondré la bandera y mucho antes de lo que Picardo cree", ha defendido García Margallo en declaraciones a 'La noche en 24 Horas' de RTVE recogidas por Ep, en las que ha subrayado que "está en el guión"que el primer ministro gibraltareño diga esto.

El titular de Exteriores ha vaticinado que esa "bandera"podrá colocarse en un plazo de cuatro años y ha enfatizado que a partir de marzo de 2017, cuando se notifique oficialmente la salida de Reino Unido de la UE y se abra el plazo de dos años para negociar las condiciones, todo "se precipitará y entenderán que cuanto antes se solucione, mejor". "Empezarán a ver que tenemos que buscar una fórmula", ha apostillado.

"La solución actual desaparece y hay que buscar una nueva", ha recalcado el jefe de la diplomacia española, quien ha subrayado que en el momento en que Reino Unido deje de ser miembro de la Unión Europea, "Gibraltar sale"de ella, a pesar de que los llanitos hayan rechazado esta opción en referéndum. "Verán que hay una salida -han estudiado hasta la solución de Groenlandia, según Margallo- y empezarán a ver una fórmula", ha insistido.

Pero la respuesta de Picardo no se ha hecho espera: «La bandera española no ondeará sobre Gibraltar "ni en cuatro ni en 4.000 años".

"Nunca significa nunca. No significa no. El 'brexit' no cambia nada", ha señalado esta tarde Picardo en una rueda de prensa que ha convocado después de que Margallo dijera anoche que pondrá la bandera española en el Peñón "mucho antes"de lo que el ministro principal cree.

En su respuesta, el Gobierno de Gibraltar ha insistido en que "la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea no tiene absolutamente nada que ver con la soberanía de Gibraltar"y ha criticado que España intente relacionar ambos asuntos en un "descarado intento de aprovechar el 'brexit' para avanzar en la obsoleta e inválida pretensión de España".

"La idea de volver a trazar las fronteras de Europa y establecerlas donde se encontraban en 1713 es francamente absurda", ha continuado Picardo.

Tras señalar que "el derecho a la autodeterminación, por el que la ciudadanía decide su propio futuro de forma libre y democrática, es el camino para Gibraltar", Picardo ha señalado que las "ventajas económicas"que Margallo ha descrito en el marco de una cosoberanía "podrían disfrutarse hoy mismo con una relación transfronteriza normal y amistosa".

"El señor Margallo está construyendo castillos en el aire y evitando las cuestiones de interés real con las que debe lidiarse", ha añadido Picardo, que ha reclamado un acuerdo para que el tráfico en la verja siga fluyendo libremente "de modo que pueda mantenerse una economía que genera puestos de trabajo para 12.000 personas, 7.000 de ellas españolas".

Picardo ha subrayado que "edulcorar"la propuesta de cosoberanía "no funcionará con nosotros".

Y ha pedido respeto para "nuestro derecho inalienable a la autodeterminación y de la elección que ya hemos hecho de seguir siendo británicos. Y, por supuesto, de respetar el hecho de que ésta es nuestra tierra y la de nadie más".

Ha apuntado que las políticas de "coerción, las amenazas y la confrontación"por parte de España "harán poco más que cimentar la perpetuidad de la soberanía británica en el Peñón".

Picardo ha recordado que el Gobierno de Gibraltar trabaja con el Reino Unido en los preparativos que está llevando a cabo en la cuenta atrás para la invocación del artículo 50 y de su separación de la UE.