Política

Más de 300 municipios se comprometen colaborar con la Generalitat en la consulta

El Ayuntamiento de Barcelona y otros 309 municipios catalanes ya han manifestado a la Generalitat que colaborarán en la organización de una eventual consulta soberanista el 9 de noviembre, en respuesta a la petición que les hizo la vicepresidenta catalana, Joana Ortega, han informado a Efe fuentes del Govern.

Un mes después de que la número 2 del Govern enviara una misiva a los ayuntamientos para conocer su compromiso y colaboración con la organización de la consulta del 9 de noviembre, 338 de los 947 municipios catalanes (el 36 %) ya han respondido a la carta por escrito.

Según los datos a los que ha tenido acceso Efe, 310 municipios se han comprometido a colaborar, 7 se han negado y 21 han expresado dudas, en algunos casos técnicas, sobre cómo deben manifestar su posición o cómo se organizaría la consulta.

Entre los municipios que prometen apoyar a Ortega, responsable del Departamento de Gobernación y Relaciones Institucionales de la Generalitat, destacan Barcelona, Girona, Sant Cugat del Vallès, Manresa y Mataró, todas ellas gobernadas por CiU, y Sant Vicenç dels Horts, cuyo alcalde es el líder republicano Oriol Junqueras.

Según la interpretación que hace el Departamento de Gobernación de las respuestas recibidas por correo electrónico y postal, también se aviene a colaborar algunas localidades con alcaldes socialistas como Montmeló (Barcelona), Gavà (Barcelona) y Flix (Tarragona).

Según la interpretación que hace el Departamento de Gobernación de las respuestas recibidas por correo electrónico y postal, se oponen a colaborar las localidades barcelonesas de Cornellà, Barberà, Sabadell, Pineda, Malgrat de Mar y Borredà, todas con alcaldes del PSC y en su mayoría ubicadas en el área metropolitana, y la leridana Benavent de Segrià (PPC).

Aún quedan por responder dos capitales de provincia, Tarragona, gobernada por el socialista Josep Félix Ballesteros, y Lleida, cuyo alcalde es Ángel Ros, miembro del PSC crítico con el posicionamiento del partido ante el debate soberanista y que en todo caso siempre ha dicho que colaborará siempre "dentro de la legalidad".

Falta también respuesta de una de las ciudades importantes del área metropolitana, Badalona, cuyo alcalde es el popular Xavier García Albiol, y que con toda probabilidad no prestará su ayuda.

En otro grupo están los 21 municipios que no han dicho ni que sí ni que no colaborarán, sino que han manifestado dudas, entre los cuales destacan Sant Adrià del Besòs (PSC), Sant Feliu del Llobregat (ICV-EUiA) o Terrassa (PSC), las tres en Barcelona.

Esencialmente, este grupo de municipios ha expresado diversas dudas sobre cómo deben responder a la petición de la vicepresidenta, si es necesario una aprobación previa del pleno municipal u otras cuestiones relativas a cómo se celebraría la consulta.

Ortega remitió hace un mes la carta a los ayuntamientos catalanes para pedirles su colaboración en la organización de la consulta soberanista, que la Generalitat ha acordado con algunas fuerzas políticas catalanas para el próximo 9 de noviembre.

Este gesto enojó al PPC, que pidió la comparecencia en el Parlament de Ortega para que diera explicaciones sobre una misiva con la que, a su juicio, ejerce "coerción"a los alcaldes para que colaboren con la organización de la consulta soberanista.

En la carta, Ortega subrayaba que es necesaria "la corresponsabilidad de las diferentes instituciones de Cataluña"para hacer efectivo el derecho a decidir por las vías legales que prevé la Generalitat.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, de acuerdo con CiU, ERC e ICV-EUiA, pretendía convocar la consulta en primera instancia con la autorización del Estado, algo que denegó el Congreso a principios de abril, así que, como alternativa, la intención es avalarla legalmente con una ley catalana de consultas, que elabora en estos momentos el Parlament.