Política

Más de 4 millones de euros para pagar a los diputados de un Congreso sin actividad

El dato se desgrana si se convocaran elecciones en noviembre; un coste que subiría considerablemente porque hay que computar los complementos o la indemnización, entre otros gastos

El dato se desgrana si se convocaran elecciones en noviembre; un coste que subiría considerablemente porque hay que computar los complementos o la indemnización, entre otros gastos

Publicidad

Pedro Sánchez no será Presidente del Gobierno. Al menos después de la votación de investidura del día de hoy, tras no haber conseguido formalizar un pacto de gobierno con Unidas Podemos clave para la consecución de la investidura de Sánchez. Ahora se abre un nuevo panorama político con el 10 de noviembre marcado en el horizonte como fecha para una posible repetición de elecciones. Mientras tanto el Congreso de los Diputados seguirá con su conformación actual hasta que no haya una confirmación oficial de elecciones y se disuelvan las Cortes.

Durante este periodo, los diputados seguirán cobrando los 2.981,86 euros que reciben como salario institucional por el hecho de ser diputados. A eso hay que sumarle los complementos, en función del cargo que desempeñen, y la indemnización para gastos que sean indispensables en el cumplimiento de su función. Tomando como referencia el sueldo base de los diputados, el Congreso destina un total de 1.031.723,56 euros mensuales a pagar los sueldos de los 346 diputados, sin contar a los diputados suspendidos Oriol Junqueras, Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull, que no han cobrado ningún euro de su salario.

Publicidad

La legislatura actual dio comienzo el pasado 21 de mayo con la constitución de la Cámara Baja. Si se convocaran elecciones para el próximo 10 de noviembre, se disolverían las Cortes el 23 de septiembre, lo que haría un total de 126 días. Un total de 4 meses y 6 días que costarían a las arcas del Estado 4.331.698,56 euros en sueldos para los diputados.

Publicidad

A este dato habría que sumarle los complementos, en función del cargo que ocupen, como Meritxel Batet, que al ser Presidente del Congreso ingresa otros 3.242,65 euros por formar parte de la Mesa del Congreso. Además, habría que contabilizar las indemnizaciones, que varían en función de si el diputado en cuestión proviene de una circunscripción de Madrid o de fuera de la capital, lo que supone otros 1.921 euros si provienen de otra parte del territorio nacional que no sea Madrid y 917,03 euros si su circunscripción está en la capital.

Todo esto suma a engordar considerablemente la cifra de 4.331.698,56 euros que, como mínimo, el Estado tendrá que pagar a los diputados, sin contar los gastos de representación o los de libre disposición.

El kit tecnológico de los diputados

Cabe destacar, que los diputados, al igual que los senadores, en el momento en el que recogieron su acta, recibieron un “kit tecnológico” compuesto por un teléfono móvil de última generación y una tableta electrónica para su actividad parlamentaria.

Publicidad