Mas diseña una campaña para el 27-S como la ilegal del 9-N

Los vídeos de la consulta fueron retirados tras la suspensión del TC

Hay quien dice que las casualidades no existen, mucho menos en política y aún menos cuando el protagonista de la historia es CDC. A los convergentes se les pueden achacar muchas cosas, sin duda, pero dominan el tacticismo como pocos. Por eso, el hecho de que la web de las próximas elecciones catalanas sea prácticamente calcada a la de la consulta del 9 de noviembre no deja de ser una casualidad sospechosa. Es cierto que la Generalitat utiliza últimamente plantillas similares para las webs de nueva creación, pero a nadie se le escapa que todo lo relacionado con el 9 de noviembre dejó a su paso un reguero de recursos judiciales, incluida la web, y alguna imputación.

Así las cosas, ayer dio comienzo la campaña informativa para las elecciones del 27 de septiembre con dos anuncios que hacen hincapié en los trámites para consultar los datos del censo electoral, las gestiones necesarias para pedir el voto por correo, o cuáles son los pasos para obtener el material en braille en caso de tener alguna discapacidad visual.

Ambos spots, sin embargo, tienen el mismo estilo, la misma estructura y el mismo grafismo que el anuncio que el Govern emitió para promover la consulta. De hecho, alguno de ellos fue suspendido después de que el Tribunal Constitucional actuara contra la Ley y el decreto del 9-N. Incluso en la campaña para las autonómicas se aprecia algún dibujo calcado –como el del DNI- y tanto la voz como la música que se escuchan son las mismas.

Así, las similitudes entre los nuevos anuncios y los que se emitieron con motivo del 9-N son evidentes. También se repite la estrategia de mostrar muchas veces la fecha encima de diferentes soportes, y ahora es el 27-S el que aparece impreso sobre un calendario de papel, uno digital, sobre un corcho e imantado en las puertas de una nevera, tal y como ya había pasado con el 9-N en la anterior campaña y que fue suspendido por el TC.

Aquellos anuncios resultaron polémicos por el contenido y porque promovían iniciativas como la consulta y el proceso participativo que el TC consideró ilegales. Los actuales spots, aunque mantienen un estilo parecido, emiten un contenido de información políticamente aséptica sobre las elecciones y que es idéntico al de otras campañas institucionales que las administraciones crean en cualquier otra fecha de comicios. Las grabaciones se limitan a recordar que «el 27-S hay elecciones al Parlamento de Cataluña». No existe ninguna mención al carácter «plebiscitario» de los comicios o a la independencia. La consellera de Gobernación de la Generalitat, Meritxell Borràs, dejó claro el miércoles, durante la presentación de la campaña institucional, que no haría ninguna alusión al término «plebiscito» y que será casi 10 millones más barata que la de las pasadas elecciones.

Los dos anuncios nuevos comienzas anunciando que «el 27 de septiembre se celebran las elecciones al Parlamento de Catalunya» y acaban remitiendo «al 012» o a la web para obtener más información. Uno de los spots recuerda a los ciudadanos que «para asegurarse de poder votar, hay que ir al ayuntamiento o al consulado, consultar las listas del censo y comprobar que está inscrito y que los datos son correctos», y se añade que «también se puede consultar en la web de la Oficina del Censo Electoral» y que hay «tiempo del 10 al 17 de agosto» para hacerlo.

Lo cierto es que mientras los políticos catalanes apuran sus últimos días antes de comenzar las vacaciones, el lunes pasado se vivió otra polémica con motivo también de las elecciones. A las 21:00, la Generalitat «programaba» en TV3 como sólo dos horas de antelación la firma del decreto de convocatoria de las elecciones del 27-S, hora a la que comienza el telediario catalán, que decidió cubrir el acto y el posterior mensaje institucional de Mas. El Sindicato de Periodistas de Catalunya (SPC) denunció que si en el informativo del mediodía se informaba de que la firma del decreto sería por la noche sin dar más detalles sobre la misma, «la realidad es que la información se debía conocer muy bien –quizá en otras circunstancias– y se estaba preparando la ceremonia de la noche con una cuidada puesta en escena».

La cadena posteriormente entrevistó a Oriol Junqueras, a quien se presentó como líder de la oposición. El SCP aseguró que se trataba de un error, pues se producía «en un momento en que ya forma parte de una candidatura conjunta con el actual presidente de la Generalitat».

El Sindicato defendió su denuncia, ya que «librarnos del cronómetro y de la orden en función de criterios no periodísticos, que vulneran el derecho constitucional a la información, es el primer paso para ofrecer una información de la campaña electoral que sea plural, imparcial y neutral, como nos reclama la ley».