Europa

Más movilizaciones si no hay equiparación

Las asociaciones representativas en unidad de acción instan a Zoido a «trabajar en los despachos» y concretar ya esa cifra.

Las ocho asociaciones representantivas de la Guardia Civil, ayer en unidad de acción
Las ocho asociaciones representantivas de la Guardia Civil, ayer en unidad de acción

Las asociaciones representativas en unidad de acción instan a Zoido a «trabajar en los despachos» y concretar ya esa cifra.

Las asociaciones representativas de la Guardia Civil, en unidad de acción, aunaron ayer sus voces y su fuerza y anunciaron en rueda de prensa que están dispuestos a acometer nuevas movilizaciones si el Gobierno no concreta su apuesta por la equiparación salarial con los Mossos d’Esquadra. Una reclamación histórica que les lleva incluso a ser la policía peor pagada de toda Europa.

Para ello, reclaman una partida extra de 1.500 millones de euros a razón de 500 millones repartidos en tres años a partir de 2018. Asimismo, según recordó Francisco García de Unión de Oficiales España se nutre del turismo y «no es una buena imagen que se convierta en algo habitual ver a guardias y policías en las calles manifestándose», con el perjuicio que eso puede suponer.

Las ocho asociaciones representativas de la Guardia Civil indicaron que «la paciencia se ha terminado». Alberto Moya, presidente de la mayoritaria AUGC, así como los máximos dirigentes de las otras siete asociaciones del Instituto Armado: ASES-GC, AEGC, UnionGC, APC, UO, IGC y APROGC destacaron que «ya no vamos a parar hasta conseguirlo». Aunque no estuvieron presentes, el acuerdo de unidad de acción también cuenta con el apoyo de las asociaciones no representativas como la AMGC, ASIGC y AIGC.

Las ocho representativas instaron ayer al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a «trabajar en los despachos» tras el respaldo de la sociedad que se pudo ver en la manifestación del sábado pasado en Madrid convocada por la asociación JUSAPOL. Recordaron que movilizacones como ésa muestran que cuentan también con el respaldo de la sociedad y que éstas son solo el ejemplo de las protestas «que se pueden llevar a cabo en un futuro próximo».

José Francisco Silva, de ASES-GC, aseguró que «todos los actores implicados son importantes y todos suman. Cada uno tiene su espacio y todos confluyen en el mismo objetivo». «La propia UE aboga por una subida salarial y es algo que debe abordar el Gobierno». «Somos quienes hemos dado, junto a la Policía Nacional, la respuesta efectiva al tema de Cataluña, quienes acabamos con ETA», indicaron. Y puntualizó Fernando Ramírez de APROGC: «Hemos demostrado que nos regimos por la constitución y la ley y no por directrices políticas».

Todas las asociaciones recordaron que los guardias civiles sufrieron, con la crisis, una rebaja del 5% de su sueldo, además de la eliminación de una paga extra y sucesivas congelaciones salariales y a pesar de ello siempre han cumplido con su cometido al cien por cien. «Queremos concreción, no vaya a ser que luego nos hagan un Puigdemont», ironizó Ramón Rodríguez Prendes, de la UnionGC.

Francisco Javier Benito, de AEGC, dijo que se sienten «defraudados por todos» los gobiernos ya que siempre han valorado sus actuaciones, les han dado palmaditas en la espalda, pero luego nadie ha dado la batalla por este agravio comparativo en sus nóminas. No piden regalos sino «justicia» porque, por el mismo trabajo y apesar de tener más competencias territoriales, hay una diferencia de hasta 875 euros menos en su salario.

La «indignación es total», sobre todo después de que la sociedad española haya visualizado que los policías y guardias civiles que hacen frente al desafío independentista «cobran la mitad» que un mosso. Según indicaron, el complemento específico de un mosso en seguridad ciudadana es de 1.525,8 euros, el de un policía, 689,44 euros y el de un guardia civil asciende a 650,37 euros.

Francisco García, de la Unión de Oficiales, aseguró que ahora los guardias civiles tienen «mecanismo de presión» y que su propuesta es que «el primer escalón» sea entre igualar a la Guardia Civil y la Policía Nacional, «y juntos avanzar hacia la equiparación con policías autonómicos».

Por su parte, los sindicatos policiales en unidad de acción se reunieron ayer con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y con su portavoz de Interior en el Congreso, Miguel Gutiérrez. La formación naranja volvió a trasladarles el compromiso de su partido con la equiparación y les recordó que «juntos somos más».

Desde Ciudadanos dan por hecho que habrá presupuesto para 2018 y con ello la equiparación, que estiman también en los 1.500 millones de euros. La formación naranja ve factible que se pueda llevar a cabo e incluso tratará de presionar al Ejecutivo y si no podrían romper el acuerdo parlamentario. Para ello, Ciudadanos reiteró a los sindicatos en unidad de acción su «apoyo incondicional».