Matas asume la responsabilidad de los contratos con el Instituto Nóos

Reconoce que daba las instrucciones y desvincula al Rey Don Juan Carlos.

El expresidente del Gobierno balear Jaume Matas, a su salida de la Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP) donde se celebra la cuarta jornada del juicio del caso Nóos.
El expresidente del Gobierno balear Jaume Matas, a su salida de la Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP) donde se celebra la cuarta jornada del juicio del caso Nóos.

Reconoce que daba las instrucciones y desvincula al Rey Don Juan Carlos.

El ex presidente balear Jaume Matas ordenó contratar a Iñaki Urdangarín por ser miembro de la Familia Real y deportista de élite, pero, según admitió ayer en el juicio, «falló estrepitosamente la justificación y el control del gasto» de los contratos por 2,5 millones del ex duque de Palma con el Govern.

«Asumo mi culpabilidad por no haber garantizado efectivamente que el dinero de los ciudadanos de Baleares se pagaba para lo que realmente se hacía», manifestó Matas, que anunció ante el tribunal que juzga el «caso Nóos» que quiere resarcir a las arcas públicas con lo que obtenga por vender su casa.

Con su declaración de arrepentimiento, el ex presidente autonómico, que ya ha sido condenado en firme por corrupción en dos casos, está pendiente del señalamiento de dos juicios más y encausado en otros procedimientos, se asegura una rebaja de la solicitud de pena por parte de la Fiscalía.

Matas admitió que sus órdenes de contratar a Urdangarín se tradujeron en «delitos» de los que él no tuvo conocimiento, aunque son su «responsabilidad», pero defendió con vehemencia los beneficios que para el archipiélago supusieron el patrocinio del equipo ciclista Illes Balears-Banesto y los dos foros sobre deporte y turismo que auspició Urdangarín.

El ex presidente balear asumió la responsabilidad por dar «la directriz inicial» de contratar a Nóos, pero dijo que él no controló la justificación del gasto porque esa labor correspondía al director del proyecto, a la Fundación Illesport y posteriormente a la Intervención General de la comunidad autónoma, la auditoría y la Sindicatura de Cuentas. «Todo este proyecto sin el señor Urdangarín no tiene sentido» porque era él quien «aporta valor» al ser «una persona que es única» como miembro de la Familia Real y experto en deporte, declaró en la cuarta sesión del juicio el ex ministro de Medio Ambiente y antiguo líder del PP balear. Recordó además que cuando se contrató al Instituto Nóos para los foros de Baleares, la entidad ya había organizado eventos similares en Valencia. «Es un miembro de la Familia Real, llama y se le ponen al teléfono».

A la pregunta de si el Rey Juan Carlos le llamó para interceder en los negocios con Urdangarín, Matas respondió: «No, la única intervención fue para darme la felicitación por el nombramiento del director general», dijo refiriéndose a la designación de José Luis «Pepote» Ballester como responsable de Deportes del Govern.