Política

Octava ronda de consultas contra el bloqueo

Felipe VI podrá empezar a recibir líderes el 4 de diciembre. El preacuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos pone las cosas fáciles al Rey a la hora de encargar formar Gobierno a Sánchez

Felipe VI podrá empezar a recibir líderes el 4 de diciembre. El preacuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos pone las cosas fáciles al Rey a la hora de encargar formar Gobierno a Sánchez

Publicidad

Finalizado el histórico viaje de Estado a Cuba que los Reyes realizaron desde el lunes al jueves de la semana pasada, Felipe VI voló directamente a Washington D. C. para asistir al centenario de su «alma mater», la «Edmund A. Walsh School of Foreign Service» de la Universidad de Georgetown, donde el entonces Príncipe de Asturias estudió su máster en Relaciones Internacionales entre 1993 y 1995. El Jefe de Estado permaneció en Washington hasta ayer domingo en este acto de carácter privado, razón por la cual su estancia en Estados Unidos no aparece en su agenda oficial. Sea como fuere, tras dos viajes de Estado en apenas un mes y dos citas clave para el debut de la Princesa de Asturias, el Monarca centrará a partir de ahora su agenda dentro de nuestras fronteras con un punto fuerte de aquí hasta finales de año: su octava ronda de consultas con líderes políticos tras las elecciones del 10-N.

No será antes del 4 de diciembre cuando el Rey podrá empezar a llamar a los representantes de los partidos que hayan obtenido escaños en el Congreso. Es dificil saber cuántos acudirán por la fragmentación del grupo de Unidas Podemos pero podría llegar incluso a la veintena debido a la irrupción de Más País, el BNG, Teruel Existe y las CUP. En la última ronda de consultas fueron quince representantes los que se distribuyeron en dos jornadas a razón de cuatro cada mañana o tarde a excepción de la sesión vespertina del segundo día, cuando visitaron Zarzuela los líderes de las tres fuerzas más votadas; Ciudadanos, PP y PSOE.El Rey recibió a partir de las 10:00 horas hasta 18:45 de la tarde por lo que si finalmente son 20 los políticos que acuden a consultas habría tiempo material para que se pudiera celebrar el miércoles 4 y el jueves 5, circunstancia esta que permitiría que para el puente de la Constitución el Rey podría tener ya un candidato a la presidencia del Gobierno.

En cualquier caso todo parece indicar que la Jefatura del Estado no tendrá que hacer frente a grandes retos ya que el preacuerdo firmado por Sánchez e Iglesias apunta de manera inequívoca a que el líder socialista será el que reciba el encargo del Rey para formar Gobierno. Sin embargo, en Zarzuela no se da nunca nada por sentado y se insiste como en anteriores ocasiones en que no se puede adelantar conclusiones antes de que se produzcan las consultas. El panorama político parece a priori más despejado que en la séptima ronda que se celebró en septiembre, cuándo el bloqueo de las negociaciones entre el socialismo y la extrema izquierda provocó finalmente que el Rey se viera obligado a constatar que ningún candidato tenía apoyos suficientes por lo que se procedió a la disolución de las Cortes de las segunda legislatura fallida tras la Transición y a la convocatoria de nuevas elecciones.

Mientras tanto se ha llamado la atención desde diversas instancias sobre el hecho de que el Gobierno –todavía en funciones– de Sánchez se haya vuelto a saltar normas tácitas de cortesía institucional al arrancar el proceso de investidura filtrando fechas y anticipando mecanismos que competen en exclusiva al Rey cuando este se encontraba aún de visita de Estado en Cuba, un viaje que desde el primer momento despertó las suspicacias de la oposición, preocupada por maniobras que, a su juicio contribuyen a banalizar la figura del Jefe de Estado.

Publicidad