Palma prohibirá el alquiler turístico desde este verano

El ayuntamiento, que gobierna con apoyo de Podemos, anuncia multas de hasta 40.000 euros a quienes arrienden su vivienda

Turistas y paseantes junto a la catedral de Palma
Turistas y paseantes junto a la catedral de Palma

El ayuntamiento, que gobierna con apoyo de Podemos, anuncia multas de hasta 40.000 euros a quienes arrienden su vivienda

El Ayuntamiento de Palma prohibirá el alquiler turístico en toda la ciudad con el fin de priorizar el acceso a la vivienda. Así lo señaló ayer el teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, Antoni Noguera, que explicó que lo propondrá a sus socios del equipo de gobierno para su aprobación definitiva en próximas fechas. En Palma gobiernan los socialistas del PSIB con apoyo de Podemos y Més.

Noguera (Més) advirtió además de que «el próximo verano, esté o no aprobada la zonificación turística que debe realizar el ayuntamiento, el alquiler vacacional en viviendas plurifamiliares estará prohibido y los propietarios que lo practiquen se expondrán a unas multas de 40.000 euros». El teniente de alcalde aseguró que desde el consistorio ha habido contactos con la Consejería de Turismo con el fin de reforzar la inspección y garantizar que los incumplidores sean sancionados, según recoge «Diario de Mallorca». El anuncio de la regulación municipal ha despertado polémica, porque en principio esa regulación es competencia de la comunidad autónoma, que está preparando su propia norma para atajar el creciente fenómeno de las plataformas de vivienda vacacional como Airbnb, pero el edil econacionalista ha decidido no esperar.

La decisión llega tras conocerse los resultados de un estudio encargado por la Concejalía de Modelo de Ciudad del que se desprende que en Palma el 66% de la oferta incluye más de dos pisos y el 32% de los operadores comercializa más de 10 viviendas. De hecho, sólo 15 empresas controlan el 10% de las viviendas turísticas de toda la ciudad. A estos datos se suma el incremento del precio del alquiler en un 7,4%, el más alto en toda España. Cifras que alarman al consistorio, por lo que Noguera es partidario de una regulación del sector sin cumplir con la moratoria de tres años solicitada por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Palma.

Por su parte, la Asociación de Apartamentos y Viviendas de Alquiler de Temporada de Baleares (Aptur) rechaza el «anuncio intimidatorio» por parte del Ayuntamiento de Palma y recuerda que los pisos se pueden alquilar legalmente a través de la Ley de Arrendamientos Urbanos.