Pedro Sánchez retoma la reforma federal frustrada de Rubalcaba

Presenta mañana su modificación de la Constitución como solución al encaje de Cataluña

El PSOE lanza una web en la que realiza un cara a cara virtual, a la americana, entre los dos candidatos llamados a ser presidente del Gobierno a partir del 20 de diciembre: Mariano Rajoy y Pedro Sánchez
El PSOE lanza una web en la que realiza un cara a cara virtual, a la americana, entre los dos candidatos llamados a ser presidente del Gobierno a partir del 20 de diciembre: Mariano Rajoy y Pedro Sánchez

La reforma de la Constitución ha sido una ambición constante en el seno del PSOE desde tiempos de Alfredo Pérez Rubalcaba, pero –debido a la falta de apoyo durante la legislatura– se ha visto frustrada por el muro de la mayoría absoluta del PP, contrario a su aprobación. Ahora, Pedro Sánchez retoma la propuesta y presentará mañana –después de reunir a sus barones en un Consejo de Política Federal– el proyecto de modificación de la Carta Magna con el que el partido concurrirá a las generales.

El núcleo reformista gira en torno a cinco líneas maestras: la incorporación de nuevos derechos y libertades, la mejora de la calidad democrática, el blindaje del Estado del Bienestar, la construcción europea y la del modelo federal. Este último eje, fundamental para propiciar la convivencia y el encaje de Cataluña en España, no aportará ninguna novedad respecto a la Declaración de Granada rubricada por Rubalcaba en 2013, la «biblia» del socialismo en la cuestión territorial. El PSOE quiere revisar el modelo autonómico actual desde una perspectiva federal: delimitando la atribución de competencias del Estado y dejando las demás a las comunidades autónomas, y consagrando en el texto constitucional los principios del sistema de financiación y los instrumentos concretos de cooperación y lealtad institucional. También reconocerán las singularidades y hechos diferenciales de algunas comunidades, ámbito en el que surgen ciertos recelos por la inclusión de un trato privilegiado a Cataluña respecto a otros territorios. En este sentido, el partido ya ha renunciado a establecer una fiscalidad especial para los catalanes y a referirse a Cataluña como «nación».

Esta «Constitución de derechos», como la define Sánchez, ampliará el derecho a la igualdad de trato y la no discriminación y asegurará la universalidad de la Sanidad o el acceso a la Educación a través de una dotación presupuestaria suficiente, como reza el programa. Este objetivo se incardina en otra de las líneas generales, la que defiende el reforzamiento del Estado del Bienestar. Es aquí donde se espera la modificación del artículo 135, pues se antepondrá el blindaje de los derechos sociales sobre el pago de la deuda.

El PSOE apostará también por mejorar la calidad democrática a través de espacios de participación ciudadana, en los que residirá la toma de algunas decisiones. Esto supone que la reforma constitucional que proponen deberá ser aprobada en referéndum por la ciudadanía.

Tres mítines junto a Susana Díaz

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, compartirá hasta tres mítines con la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, durante la campaña. El primero será el próximo 7 de noviembre en Almería; los otros dos están todavía por cerrar.