Podemos e IU: guerra por las listas hasta el final

El reparto de los puestos ha obligado a retrasar la presentación oficial de la nueva coalición prevista para hoy

Echenique e Iglesias, ayer durante un mitin en Barakaldo
Echenique e Iglesias, ayer durante un mitin en Barakaldo

El reparto de los puestos ha obligado a retrasar la presentación oficial de la nueva coalición prevista para hoy

Al final, Podemos e Izquierda Unida van a apurar hasta el último momento para sellar y presentar oficialmente su pacto para concurrir en coalición a las elecciones del próximo 26 de junio. La intención era que la puesta de largo tuviese lugar hoy, en el marco del Consejo Político Federal que celebra IU, en el cual su secretario de Organización, Adolfo Barrena, informaría del balance final de las negociaciones llevadas a cabo y se sometería al debate. Sin embargo, tendrá que esperar al menos hasta el lunes, pues el principal «escollo» para cerrarlo –como lo calificó el propio Alberto Garzón– es la confección de las listas para cada provincia. Así que hoy simplemente se hablará de lo que ya esté cerrado y tanto IU como Podemos confían en poder presentarlo el lunes, tal y como confirmaron a LA RAZÓN fuentes de ambas formaciones.

La negociación de las citadas listas son los últimos flecos de un acuerdo que ya aceptaron los militantes y simpatizantes de IU sin llegar a conocer el contenido del mismo. Durante todo el fin de semana, los interlocutores de los dos partidos tratarán de cerrar éste y otros puntos aún abiertos en lo que han definido como una «negociación ardua» que está llevando su tiempo, porque cada uno quiere situar a sus candidatos.

El propio Garzón está peleando por conseguir un puesto de salida en la circunscripción de Madrid, aunque ha tenido que descartar el tercer lugar al haber sido confirmado Íñigo Errejón. También quiere que IU ocupe puestos en la cabeza de una decena de provincias, aunque ayer dijo que «las listas son elementos importantes, donde normalmente hay choques, pero en última instancia son elementos secundarios frente a la voluntad política de ambos partidos de llegar a un acuerdo».

Por ello, ambos partidos aseguran que todo avanza «favorablemente» en este sentido. Los otros puntos en los que llegar a un acuerdo son el nombre de la coalición y si aparecerán o no las siglas de IU en la papeleta, el formato de la campaña –que seguramente harán cada uno por su lado, salvo algún acto puntual en el que puedan coincidir Iglesias y Garzón–o el papel de los de Garzón en el futuro grupo parlamentario y un programa de mínimos con el que concurrir a los comicios, algo que, en principio, es el aspecto menos conflictivo de todos, informa Efe.

De esta forma, será probablemente el lunes cuando tanto Pablo Iglesias como Alberto Garzón den a conocer esa oficialización, justo un día antes de que la formación morada consulte a sus bases sobre este acuerdo. Los militantes darán su opinión el martes 10 y el miércoles 11, y como todo apunta a que seguirán la línea de Iglesias, el jueves quedará confirmado sin sorpresas.

Y se hará al límite, porque el próximo viernes 13 es el último día el plazo legal para registrar coaliciones en el Ministerio del Interior.

Pero, además de la consulta que Podemos hará a los suyos, desde Izquierda Unida apuntan también la posibilidad de repetir la consulta a sus militantes en el caso de que el Consejo Político de el visto bueno al pacto, ya que en el anterior referéndum prácticamente no conocían los detalles del mismo.

Después del veto del líder de Podemos a IU para concurrir juntos a las elecciones del pasado diciembre, pese a la insistencia de Garzón, el bajón en las expectativas de voto del partido morado ha motivado que ahora si quiera construir una candidatura nacional. Mientras Podemos, según el barómetro del CIS de abril, sufre una importante caída de casi tres puntos en intención de voto, Izquierda Unida gana apoyos, por lo que Iglesias lo ve como un importante activo de cara al 26 de junio y maquillar su caída.