El PP quiere que PSOE y Podemos se retraten sobre la unidad de España

El vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto
El vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto

La decisión sobre si habrá debates legislativos en el Congreso sin que haya un nuevo Gobierno la tomará la Mesa de la Cámara Baja. Pero tras rechazar esta posibilidad el PP rectifica en el plano político. Y después de que Ciudadanos le tomara la delantera anuncia ahora que ellos también llevarán al Parlamento una proposición no de ley contra el derecho de autodeterminación de las comunidades autónomas.

Este anuncio sigue a la decisión del partido de Albert Rivera de presentar una proposición no de ley (PNL) en el Congreso con el fin de que los nuevos grupos voten y se retraten en «la defensa de la unidad de España, de la Constitución y de la soberanía nacional». Esta iniciativa llegó un día después de la constitución de las Cortes y en plenas negociaciones para investir a un presidente de Gobierno. Podemos ha colocado el referéndum entre las condiciones que marca al PSOE para negociar, en buena medida por sus hipotecas con el conglomerado nacionalista con el que se presentó a las elecciones del 20-D. Y los «barones» socialistas han impuesto como línea roja a Pedro Sánchez que no negocie con quien defiende el derecho de autodeterminación en el actual excepcional contexto político marcado por el desafío independentista catalán.

Si la Mesa finalmente aprueba que se tramiten iniciativas sin que haya Gobierno, lo que no ha sucedido nunca en democracia, el PP llevará una propuesta similar a la de Ciudadanos, como anunció ayer el vicesecretario de Sectorial, Javier Maroto. La decisión la adoptaron en el Comité de Dirección, presidido por Mariano Rajoy. También Podemos y PSOE han presentado ya iniciativas para su debate.

El PP sigue creyendo que el Congreso no debe tener «una actividad específica y concreta relativa a la generación de nuevas leyes», aunque si la posición mayoritaria en el órgano de gobierno de la Cámara Baja es que exista esa actividad parlamentaria, el Grupo Popular presentará un texto que iría a debate a la primera sesión plenaria. Podría ser la semana del 8 de febrero.

En su propuesta, el PP defenderá que el derecho de autodeterminación no es una competencia que una comunidad autónoma o un Parlamento autonómico se pueda atribuir y tramitar. Todos los grupos tendrán que posicionarse, y este debate puede generar nuevas interferencias entre los socialistas y Podemos en unas semanas decisivas. Puede ser «la prueba del algodón» para PSOE y Podemos, sostienen desde Génova. «Para los ciudadanos será muy clarificador conocer la posición del PSOE, que no sólo tendrá que hablar sino también que votar y mojarse sobre si apoyaría un referéndum de autodeterminación en Cataluña», defendió Maroto. Y también serviría para ver si la posición de Podemos es «una, ninguna o hay fisuras» entre esta formación y sus candidaturas territoriales.