España

PSE y PNV reculan y apoyan ahora la presencia de las Fuerzas Armadas en Getxo

Tras la multitudinaria acogida al “Juan Carlos I”, rechazan una moción de Bildu para vetar a las Fuerzas Armadas en la “República vasca del futuro”

Tras la multitudinaria acogida al “Juan Carlos I”, rechazan una moción de Bildu para vetar a las Fuerzas Armadas en la “República vasca del futuro”.

Publicidad

Hace apenas 12 días, en la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Getxo (Vizcaya), Bildu, PNV, Guk y el PSE, se unieron para mostrar su rechazo a la visita del buque “Juan Carlos I” de la Armada en el puerto la localidad. Una decisión que fue muy criticada, sobre todo por la presencia de los socialistas en ese grupo que cargaba contra los “buques de guerra”. Sin embargo, ante ese intento de veto, los ciudadanos respondieron y más de 13.500 visitaron el portaaeronaves durante el pasado fin de semana, dejando imágenes de enormes colas de hasta dos horas y bares del puerto cerrados al quedarse sin existencias ante la avalancha de gente. Aun así, a pesar del apoyo de los vecinos a la presencia de las Fuerzas Armadas, Bildu volvió a intentarlo el miércoles con una moción para decir “No a los buques de guerra en Getxo”. Eso sí, en esta ocasión, socialistas y jeltzales votaron en contra y no salió adelante. Quizás por el éxito que tuvo o por la llegada en pocos meses de otro buque de la Marina española: el “Juan Sebastián de Elcano”.

El encargado de presentar dicha moción fue el concejal de Bildu, Ibon Rodríguez, para quien las 13.500 personas que esperaron horas para ver el “Juan Carlos I” fueron “ejemplo del rechazo hacia la Armada. Y es que no dudó en afirmar, primero, que la jornada de puertas abiertas “tuvo mucho éxito” y, segundo, que “cada persona que vino a ver ese buque resaltó la necesidad de esta moción”. La formación abertzale pretendía que el Ayuntamiento realizara “las gestiones necesarias con el Ministerio de Defensa y la Armada para evitar la llegada de buques de guerra” porque, según dijo, “es conocido el escaso apego de la ciudadanía hacia la Armada y las estructuras militares”, un rechazo, dijo, “especialmente evidente en Euskal Herria”, poniendo como ejemplo de ello que fue el territorio en el que hubo “mayor proporción de renuncias al servicio militar durante el movimiento de insumisión”. Hace más de dos décadas... Su presentación concluyó con un “no queremos ningún Ejército en nuestra República vasca del futuro”.

En el Pleno intervino el concejal popular y coordinador del PP de Vizcaya, Eduardo Andrade, quien calificó la masiva respuesta ciudadana de “zasca de nuestros vecinos a esta moción. Un zasca que deja claro cuál es el verdadero sentir de nuestros vecinos. Andrade, aprovechó para criticar al alcalde, Imanol Landa (PNV), no sólo por intentar que el barco no atracase, sino por poner trabas a su llegada: “Usted prefería no mirar a lo que le decía su pueblo”, le espetó. Y añadió que “la realidad les ha vuelto a superar. Ni en sus peores pesadillas podrían imaginar ustedes ese apoyo popular a un barco del Ejército español”.

Al final, la moción sólo contó con el apoyo de Bildu y Guk, la plataforma ciudadana ligada a Podemos, mientras que PP, Ciudadanos, PNV y el PSE la rechazaron.

Publicidad