Publio Cordón, 20 años desaparecido tras su secuestro por los GRAPO

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa (i), la presidenta en funciones del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi (c), y Pilar Muro (d), viuda de Publio Cordón, durante el homenaje que se le ha rendido al empresario hoy en Zaragoza
El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa (i), la presidenta en funciones del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi (c), y Pilar Muro (d), viuda de Publio Cordón, durante el homenaje que se le ha rendido al empresario hoy en Zaragoza

El empresario Publio Cordón Munilla, fundador de la aseguradora Previasa y del Grupo Hospitalario Quirón, se halla en paradero desconocido, muy probablemente muerto, desde que fuera secuestrado por los GRAPO el 27 de junio de 1995 en los alrededores de su casa de Zaragoza.

Mes y medio después de su secuestro, la familia pagó en París un rescate de 400 millones de pesetas (2,4 millones de euros), pero Cordón no apareció y la suerte que pudo correr se convirtió en un misterio que generó numerosas hipótesis.

Tres de los secuestradores, José Ortín, Enrique Cuadra Echeandía y Concepción González, fueron detenidos en noviembre de 1995 y condenados por la Audiencia Nacional en 1998. Sin embargo, siempre mantuvieron que habían liberado al empresario tras cobrar el dinero, pero que éste huyó.

A pesar del testimonio de los detenidos, la investigación trabajó con la hipótesis de que Cordón hubiera fallecido durante el cautiverio y el GRAPO hubiera silenciado su muerte para poder cobrar el rescate.

En diciembre de 2007, la Audiencia Nacional condenó al dirigente de ese grupo terrorista Fernando Silva Sande a 28 años de prisión por el secuestro, mientras absolvía a Manuel Pérez Martínez, "Camarada Arenas", y a Isabel Llaquet.

Un año después, el propio Silva Sande declaró a la Justicia que Cordón murió al saltar por una ventana cuando se encontraba secuestrado y que él mismo enterró su cadáver en el sur de Francia, por lo que el juez Fernando Grande-Marlaska ordenó buscar el cuerpo, que no ha sido hallado.

Esta versión fue confirmada por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tras la detención el 19 de julio de 2012 en Sevilla de José Antonio Ramón Teijelo y Manuela Ontanilla Galán, y en Cádiz de Vicente Sarasa Cecilio, miembros del GRAPO, así como la localización de una casa en Lyon (Francia) donde Cordón estuvo supuestamente encerrado en un "armario zulo cerrado con una cadena"de la segunda planta.

En una rueda de prensa, el ministro explicó que el empresario falleció 15 o 16 días después de su secuestro como consecuencia de las heridas que sufrió al caer por una ventana de la casa, cuando intentaba huir.

Un día después agentes de la Jefatura de Información de la Guardia Civil detuvieron en el centro penitenciario de Cáceres a la miembro de los GRAPO María Victoria Gómez Méndez por su supuesta relación con el secuestro.

El caso sobre la desaparición del empresario se reavivó en septiembre de 2014, cuando Silva Sande aceptó someterse al "test de la verdad"para certificar si lo que recordaba de los hechos era cierto, aunque esta pista no llevó a ningún resultado positivo.

El 6 de enero de 2015, unos cazadores encontraron en el Mont Ventoux (Francia) un cráneo que en un principio se pensó podría ser el suyo, lo que al día siguiente se descartó.

Hoy, al cumplirse 20 años de su secuestro, su familia ha organizado en Zaragoza el descubrimiento de una placa en su memoria.