Política

Pujol cobró «en ocasiones» por sus gestiones en el Parlament sobre las ITV

Oriol Pujol está imputado en esta causa y por ello dejó la Secretaría General de UDC
Oriol Pujol está imputado en esta causa y por ello dejó la Secretaría General de UDC

El último informe de la Agencia Tributaria revela cómo los empresarios de la «trama» buscaban influir en la nueva ley a través del tripartito y CiU

El grupo empresarial liderado por el empresario Ricard Puignou no se anduvo por las ramas a la hora de intentar lograr influencias para que sus proyectos lograran «entrar» en el mercado catalán de las ITV. Y para ello, no dudó en acudir a cargos vinculados directamente tanto con el entonces Gobierno autonómico, formado por PSC-ERC e ICV, como con el principal partido de la oposición, CiU. Esas gestiones se iniciaron en 2006, en el mismo momento en que el Ejecutivo tripartito decidió plantar una apertura regulada del mercado para fomentar la competencia, «rompiendo así el monopolio» existente por parte de una empresa.

Para lograr sus objetivos, Puignou y sus socios tenían bien claro a quiénes acudir y los parámetros en que, de ser necesario, deberían moverse para «tratar de influir en diversos grupos parlamentarios» y solventar las dificultades que pudiesen surgir en la tramitación del «nuevo modelo» de las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos: «Sobre estas cuestiones, Ricard Puignou y sus socios tratarán, bien remunerando a personas con influencia en la Administración Pública catalana o bien directamente a través de sujetos integrantes en los departamentos clave de la Administración (sector Industria), de lograr sus objetivos», se señala en el último informe remitido por la Agencia Tributaria al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, a cuyo contenido íntegro ha tenido acceso LA RAZÓN en el que se realiza un informe a raíz de los correos electrónicos y otros documentos incautados en los registros efectuados en marzo de 2012.

De esta forma, elaboran un «Plan de Acción» para los años 2007 a 2009 que denominan «Proyecto Menta», en el que, esencialmente, plantean una serie de acciones con las que pretenden «influir» en la nueva normativa referente a las ITV. En concreto, en uno de los correos intervenidos se alude a la importancia de «influir desde arriba» en «determinados sujetos claves para la confección del nuevo modelo, entre ellos, Josep Huguet Biosca (entonces consejero de Innovación, Universidad y Empresa), Antoni Soy Casals (secretario de Industria y Empresa) y Albert Roig Juan (subdirector general de Seguridad Industrial)».

«Gestiones con CiU»

Otro aspecto esencial, pero no menos importante, se centraba en la tramitación de «gestiones realizadas con CiU», entonces principal partido de la oposición. Y para que esas gestiones llegasen a buen puerto, que no era ni más ni menos que trasladar los «intereses» del grupo empresarial al Parlamento para que se tuviesen en cuenta en la tramitación de la nueva normativa sobre ITV, también se valieron de personas que podían tener influencia en la mencionada formación política y, si era necesario, previo pago por la prestación de esos servicios.

«Los sujetos utilizados por Ricard Puignou, cercanos o integrantes de CiU, en ocasiones remunerados, para trasladar sus intereses a sede parlamentario son: Josep Tous Andreu, Oriol Pujol Ferrusola y Sergi Alsina Jiménez».

El primero de ellos fue número 2 de la Diputación de Barcelona cuando CiU llegó al poder, el segundo fue secretario general de Convergencia Democrática de Cataluña, y el tercero es un empresario imputado en esta misma causa.

En enero-febrero de 2008 hay un cruce de correos electrónicos entre Puignou y Tous, y entre el primero y sus socios. En esos correos, se afirma en el informe de la Agencia Tributaria, se observa cómo Tous mantendría informado a Puignou de sus «gestiones con Albert Roig», entonces subdirector general de Seguridad Industrial. «Hay que tener en cuenta que Josep Tous era el interlocutor pro parte de la oposición (CiU) con el subdirector de Seguridad Industrial», se añade al respecto.

«Influencia» de Oriol Pujol

En este intercambio de correos hay uno especialmente significativo. El 12 de octubre de 2008, Puignou traslada a sus socios el resultado de las conversaciones mantenidas con Tous, explicándoles que CiU ya ha presentado una enmienda a la totalidad de la Ley de Seguridad Industrial, la que tenía que regular las ITV, y que «en dos semanas entrarán enmiendas concretas... entre ellas, entrará nuestra propuesta de reducción de plazos y cuotas máximas de mercado», según se recoge en el mencionado correo electrónico intervenido.

Además de los contactos iniciados con Tous, de los e-mails intervenidos se desprende cómo Puignou «también habría contratado a Sergi Alsina Jiménez para tratar de influir en la tramitación parlamentaria, canalizándose dicha influencia, supuestamente, a través de Oriol Pujos Ferrusola»