Purga de errejonistas en Andalucía

Rodríguez pone en marcha un proceso de renovación de cargos internos paralelo al de Madrid.

Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez, secretaria general de Podemos en Andalucía, durante los compases finales de un acto de campaña del partido morado
Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez, secretaria general de Podemos en Andalucía, durante los compases finales de un acto de campaña del partido morado

Rodríguez pone en marcha un proceso de renovación de cargos internos paralelo al de Madrid.

La secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha decidido seguir la estela de lo ocurrido en Madrid y abrir un proceso de refundación que finalizará con unas primarias en las que se renovarán todos los cargos internos del partido morado en esta región.

La iniciativa de Rodríguez se enmarca en la directriz emanada de la cúpula del partido a nivel nacional. El secretario de Organización, Pablo Echenique, invitó a las organizaciones regionales de Podemos a iniciar procesos análogos al que está teniendo lugar en Madrid. Apenas unos días después Teresa Rodríguez publicaba una carta en la página web de Podemos Andalucía en la que afirmaba creer que «es el momento de convocar nuestra II Asamblea Andaluza».

La maniobra de Teresa Rodrí-guez ha de interpretarse en clave interna como un intento de deshacerse –o minimizar la presencia– de los elementos afines a la corriente errejonista presentes tanto en el Consejo Ciudadano Andaluz como en el Consejo de Coordinación. Actualmente la secretaria general cuenta con una exigua mayoría en ambos órganos, ya que en la primera asamblea andaluza el ex secretario de Organización de Podemos –Sergio Pascual, mano derecha hasta su cese de Íñigo Errejón– se quedó a un paso de hacerse con la mayoría en esta región. Rodríguez cree que es el momento de aprovechar las horas bajas en las que se encuentran los errejonistas andaluces para afianzar su poder en esta región.

Ella misma reconoce en la carta que anunció la apertura del proceso –y que también ha sido enviada a la militancia de Podemos– «el acuerdo que dio lugar al Consejo Ciudadano y al Consejo de Coordinación salientes, en el que esta secretaría general no tuvo nunca mayoría, da signos de claro agotamiento». Rodríguez pasa a explicar que el contínuo encadenarse de procesos electorales no permitió hacer frente a la renovación de los cargos internos. El estado de división interna que vive Podemos en Andalucía es también reconocido por la secretaria general. El último de los motivos que Rodríguez da para abrir el proceso –«el más doloroso», según ella misma reconoció– es que «las legítimas y deseables diferencias políticas internas en pocas ocasiones se han expresado abiertamente en los órganos aunque sí lo han hecho en espacios informales trascendiendo en no pocas ocasiones a la prensa a través de filtraciones anónimas». Rodrí-guez también hace referencia a «grupos sin rostro que manipulando sistemáticamente la información (...) se han propuesto desmoralizar a nuestra gente». En los próximos meses, por lo tanto, tendrán lugar los procesos de renovación internos de Podemos en Andalucía y Madrid, donde los errejonistas movieron ficha antes presentando Proceso Adelante –candidatura encabezada por Rita Maestre, Tania Sánchez y José Manuel López.